Ciudadanos: el centro de atención

Ciudadanos es uno de los partidos emergentes. Pese a tener más de diez años, se trata de las primeras elecciones generales en las que da el salto desde su Cataluña natal para afincar como un colectivo político serie en el resto del territorio nacional. Se definen como un partido de centro, y por tanto no cierran la puerta a acuerdos con nadie. Desde que se conoció su intención de intentar asaltar a la Moncloa, sus prioridades han sido claras, la economía y la unidad de España. Aunque en su primer programa nacional tampoco dejan de lado la educación, la Sanidad, el Sistema de Pensiones o las propuestas de regeneración democrática que tanto demanda la ciudanía.

Economía

El programa de ciudadanos dedica 91 de sus 338 páginas a la economía, siendo esta una de sus prioridades. Llevamos, según la fecha de inicio fijada por los expertos, nueve años de crisis. Durante ese tiempo el mercado laboral ha ido sufriendo las consecuencias hasta el punto de que hoy el 33% de los empleados percibe el salario mínimo interprofesional, situado en 648,2€ mensuales, o lo que es lo mismo, 9074,8€ anuales en catorce pagas. Además, según la EPA el 91% de los contratos firmados durante la última legislatura son temporales, con una duración media inferior al mes de trabajo.

Complemento Salarial Anual Garantizado

En contra de lo que proponen el resto de partidos que aspiran a gobernar la próxima legislatura, la formación naranja se opone a la subida del salario mínimo interprofesional. La solución pasa, según el programa económico diseñado por el Economista jefe de Ciudadanos Luís Garicano, por aplicar lo que han denominado complemento salarial Anual Garantizado (CSAG). Así, una persona que cobre un salario precario, a final de año, si no llega al mínimo establecido, el estado le compensará de forma que se pagará con el dinero de las arcas públicas la diferencia entre los ingresos totales percibidos y los considerados mínimos para poder sobrevivir dignamente, con modelos muy similares, según destacan, a los de Estados Unidos o Reino Unido.

De esta manera, según el programa de ciudadanos tendrán derecho al CSAG “aquellos hogares en los que sus miembros principales hayan obtenido rentas salariales y/o ingresos de trabajo por cuenta propia, sin llegar a alcanzar una cuantía mínima anual”. Es decir, funcionará como un subsidio contra la pobreza, cuyo gasto, siempre según el partido, supondrá para las arcas del estado menos del 1% PIB y añade que será “fácilmente financiable con la reducción que se prevé que se produzca en las prestaciones por desempleo”.

En resumen, esta propuesta va destinada a la creación de empleo por varios motivos. En primer lugar porque para los empresarios no supone desembolso extra alguno más allá del salario de los nuevos empleados, que con esta medida seguirán en la media actual, en donde tres millones de trabajadores no llegan a ser mileuristas, pudiendo así contratar a más gente por la misma cantidad de dinero. Pero además, desde C’s ven que gracias al complemento salarial el consumo puede reactivarse, y por tanto, aumentar la demanda, suponiendo así una mayor producción, lo que se traduce en la necesidad de más personal. Dicho de otra forma: se pretende evitar más pérdidas para las empresas, sin que ello suponga dejar de lado a los trabajadores.

Contrato único

Otra de las medidas estrella del programa económico de Ciudadanos es el contrato único. Con el fin de acabar con la dualidad del mercado de trabajo y su temporalidad, todos los nuevos contratos que se firmen serán indefinidos, y por tanto todos tendrán los mismos derechos básicos. Esta solución equipara todos los contratos, y elimina por tanto la flexibilidad reinante en el sistema productivo español.

Una de las particularidades que pretende introducir C’S es la indemnización por despido creciente. Así, cuando un trabajador sea puesto en la calle, este tendrá acceso a una retribución económica relativa a su antigüedad dentro de la empresa. Es decir, a más años, mayor cuantía. Además, adicionalmente la formación naranja propone la creación de un seguro contra el desempleo, que será financiado por el empresario al aportar el 1% del salario de cada uno de sus empleados. De esta manera cuando alguien deje un puesto de trabajo, bien por despido o bien por jubilación, tendrá acceso al montante acumulado en una cuenta a nombre del particular, sin intermediarios.

Por último, también se ofrecen ayudas ofertadas a modo de bonificaciones en el pago de la Seguridad Social, para aquellas empresas que despidan menos, favoreciendo así que los trabajadores mantengan su puesto de trabajo durante más tiempo y, por tanto, obtengan una mayor indemnización por despido.

Ayudas a los parados de larga duración

La formación emergente también centra parte de su programa en ofertar ayudas a los parados que lleven más de un año sin trabajar. En este sentido, se ofrece la posibilidad de acceder a cursos de formación financiados por el Estado que permitan al desempleado reinventarse dentro del sistema productivo o bien mejorar su CV de cara ser más atractivo para las empresas. Con el fin de evitar fraudes como el de los cursos de Andalucía, se comprometen a realizar auditorías externas en aquellas empresas que lleven a cabo la labor de formación.

Por último, se comprometen a orientar individualmente a cada uno de los parados de larga duración al promover unos mejores servicios públicos de empleo, estrechar la colaboración con las agencias privadas de colocación, intentar fomentar la participación de las fundaciones sociales de las empresas como motores activos de creación de empleo y elaborando un perfil para cada candidato, que aumente su visibilidad ante las empresas contratantes y, por tanto, mejores sus posibilidades de acceso al mercado laboral de nuevo.

Educación

La educación es otro de las grandes banderas de la campaña. Aunque todos dicen que es algo que no debe usarse en campaña para arañar votos, lo cierto es que nadie predica con esas palabras. En el caso de C’s, su modelo educativo pasa por la retirada de la LOMCE para después, mediante un pacto nacional, llegar a un acuerdo que permita crear un sistema de enseñanza firme.

La formación propone que el sistema de guarderías, de 0 a 3 años, entre dentro de los servicios públicos para que los progenitores no tengan que pagar por dicho servicio. Se evitaría así que aquellos menores cuyas familias tienen menos recursos empiecen a sufrir las consecuencias desde tan corta edad. Uno de los grandes lemas de Ciudadanos en esta materia es la igualdad de oportunidades, que incluya, además de las guarderías gratuitas, un modelo personalizado para cada alumno en aras a que aquellos alumnos de primaria y secundaria que tengan mayores problemas de adaptación o de atención se les puedan inculcar hábitos de estudio para evitar parte del fracaso escolar.

Siendo un partido nuevo, pretende romper con la LOMCE, pero también con los modelos propuestos por el PSOE. Pretenden establecer la repetición de curso como excepción y no como norma, ya que consideran que el hecho de obligar a un alumno a volver al mismo curso supone una de las grandes causas del fracaso escolar. Se sobrentiende entonces que la cantidad de repetidores será mínima, pero la formación no plantea ninguna alternativa sobre qué hacer con los estudiantes que no hayan superado los requisitos para pasar de curso.

En otra de sus medidas rupturistas, proponen la creación de un MIR para docentes, y aumentar así la capacidad de enseñanza de la que disponen los maestros y maestras de España. Se pretende crear profesionales competentes para que el hecho de tener un profesor más o menos capacitado en la materia que imparte no influya en el aprendizaje del alumno. Esto sirve también para hacer una selección clara de lo que se va a impartir, ya que el MIR funciona como una especialización y, por tanto, los educadores ofrecerán lecciones de aquello en lo que se han preparado, que en teoría es sobre lo que más saben.

Pensiones

Según lo estipulado y acordado en el pacto de Toledo – en que no estaban Podemos ni Ciudadanos – las pensiones no deberían ser un arma arrojadiza en campaña electoral pese a que no se esté cumpliendo dicha premisa en la carrera hacia los comicios del 20 de diciembre. Todos los partidos llevan en su programa medidas de reforma de las pensiones a sabiendas de que forman la bolsa más grande de votantes – 12 Millones aproximadamente -.

Para contentar a los pensionistas, C’s quiere equiparar las pensiones mínimas al salario mínimo interprofesional, aplicándose esa cantidad por primera vez en la historia además de a la clase trabajadora, a las personas mayores de 65 años y a los que perciban una prestación por viudedad.

En cuanto a la edad de jubilación, su idea es volver a los 65 años para incentivar la continuidad voluntaria de aquellas personas que decidan alargar su vida laboral más allá de esa edad. Se bonificará tanto a los empleados faltos de años cotizados que quieran seguir trabajando como a las empresas, que estarán exentas de pagar su seguridad social.

Por último, proponen que el Estado aporte el un mínimo del 0,1% del PIB al Fondo de Reserva de las pensiones, que ha pasado de setenta mil millones a cuarenta cinco mil tras estos cuatro años de gobierno del Partido Popular.

Sanidad

La sanidad es una de las grandes preocupaciones de los ciudadanos, y las medidas en este aspecto pueden ser clave a la hora de captar votantes. Saber si se elimina el copago, si se instaura o no la sanidad universal, puede determinar el sentido del voto en alguno de los casos.

En este sentido, C’s se opone a la a la vuelta de la Sanidad Universal, es decir, eliminar la limitación que sufren los inmigrantes sin papeles a la hora de acceder a la cartera sanitaria y que actualmente únicamente tienen cubierto urgencias, mujeres embarazadas, menores de 18 años y el tratamiento de aquellas enfermedades infecciosas que puedan suponer un riesgo para la salud pública.

Todo lo contrario ocurre con el copago. Ciudadanos quiere que la financiación sea llevada a cabo “por impuestos exclusivamente”, eliminando así las barreras que impiden el acceso al sistema público de salud a aquellas personas con menor capacidad económica. Pese a la eliminación del copago, la nueva tributación de I.V.A. que pretende C’s, que subirá el tramo súper reducido del 4% al 7%, supondrá una subida en el precio de los medicamentos o las sillas de ruedas, por ejemplo.

El partido emergente pretender despolitizar la gestión sanitaria, escogiendo a los directivos por sus méritos profesionales y experiencia en vez de hacerlo por el sistema actual en el que es el partido de gobierno de cada autonomía quien escoge al mandatario y, por tanto, gestor principal. Además, pretenden favorecer la libre elección del centro sanitario por parte de cada una de las familias, así como priorizar el pago a los proveedores sanitarios por parte de la administración para que puedan ofrecer un sistema sanitario acorde a las necesidades de la sociedad.

Regeneración democrática e institucional

Estas elecciones no son como las vividas anteriormente. Además de las promesas de siempre, en esta ocasión se valoran también las propuestas para la regeneración democrática e institucional, así como el modelo de Estado que se quiere implementar.

El partido de Albert Rivera ha lanzado la propuesta más rupturista de todos los programas existentes. Propone eliminar el Senado y establecer un Estado unicameral. La Cámara alta, tachada por la formación de “cementerio de elefantes”, será sustituida por una comisión que integre a líderes de cada una de las 17 autonomías, quienes al igual que el resto de los políticos verán eliminados privilegios tales como el aforamiento o los indultos por corrupción política.

Además del Senado, el partido de Albert Rivera también quiere acabar el Consejo General del Poder Judicial en aras de despolitizar la justicia española. En su lugar, propone que sea el Tribunal Supremo el que acapare esas funciones. Para ello se le añadirán dos adjuntos, con al menos 20 años de experiencia en el mundo de la judicatura, elegidos por mayoría de dos tercios en el Congreso de los Diputados.

Rajoy y Sánchez, no; PP y PSOE, puede

Siguiendo con el modelo de regeneración rupturistas, Ciudadanos desea unificar los derechos de todos los españoles, con un Estado solidario e igualitario. Esto supone la eliminación de las Diputaciones, y con ello el fin del Concierto Económico del que disponen Euskadi y Navarra, ya que son los entes forales los que recaudan los impuestos en estas dos comunidades y gestionan los ingresos tributarios a cambio de un pago llamado cupo al Estado central. Rajoy y Sánchez no, PP y PSOE puede

Según las últimas encuestas C’s sería, por detrás del PP que ganaría las elecciones, segunda o tercera fuerza, muy parejo respecto al PSOE. Así, la formación naranja sería el grupo parlamentario clave – con entre 61 y 66 escaños – para formar gobierno de mayoría. Y aunque lo cierto es que su líder Albert Rivera no se cansa de decir que no apoyará el modelo de Rajoy o de Sánchez, en sus declaraciones en este sentido no habla nunca de PP o PSOE, por lo que parece que su idea sería pedir la cabeza de los mismos como gesto previo a ofrecerse para un pacto. Esta especulación aumenta después de que el propio Rivera se defina como de centro, pudiendo llegar a acuerdos con cualquiera, como se ha comprobado en Madrid o Andalucía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s