Partido Popular: los favoritos a La Moncloa

Cuando uno viaja al Caribe tiene la sensación de que el tiempo no pasa. Pueden pasar horas sin que el paisaje sufra alteración alguna. Ni falta que le hace: los millones de turistas que pasean sobre sus arenas blanquecinas cada año seguirán haciéndolo hasta el Apocalipsis final, si es que el cambio climático no acaba con ellas antes.

La elevada temperatura de sus aguas propició la aparición de la Turritropsis Nutricia, una medusa conocida por ser el primer y único ser vivo inmortal. Cuando alcanza la madurez, vuelve a convertirse en un pólipo para repetir su ciclo vital y lograr la ansiada eterna juventud. De cerca le sigue Mariano Rajoy. Ni la corrupción ni las políticas de austeridad han conseguido quebrar la constancia del presidente del Gobierno.

El domingo, será el candidato a La Moncloa del Partido Popular por cuarta vez, y todas las encuestas predicen de forma unánime que, como poco, su partido será el más votado. PSOE y Podemos harán lo posible por impedir una nueva legislatura de los populares, pero Ciudadanos, pese a las ambigüedades en campaña, afirmó que se abstendrá para desbloquear una segunda legislatura popular en caso de que no alcancen la mayoría absoluta.

El presidente del Gobierno ha sido el candidato que menos ha debatido durante esta campaña. Rechazó las invitaciones de la Asociación Demos – propia de la Universidad Carlos III -, de El País, y fue sustituido por Soraya Sáenz de Santamaría en el de Atresmedia alegando otros compromisos. Si acudió, sin embargo, al cara a cara que le enfrentó con un Pedro Sánchez que le llamó indecente.

Los objetivos que persiguen con su programa electoral son el avance del empleo, el crecimiento sostenible y competitivo, la unidad de España y continuar con la reforma educativa que ya iniciaron con la LOMCE. Destacan también su interés por el refuerzo de los pilares del bienestar y la modernización de las administraciones.

La creación de empleo es el fin último de sus propuestas en materia económica. Pretenden que en España haya veinte millones de ocupados antes de que concluya la legislatura en 2020. Para ello, harán uso de “políticas de empleo modernas y acordes a una economía competitiva, incentivarán las relaciones entre empresarios y representantes sindicales y apoyarán a los emprendedores.

Además de luchar para que los contratos firmados sean de carácter indefinido, impulsarán un tratamiento personalizado para cada desempleado – tendrán prioridad los de larga duración – que facilite su reinserción en el mercado laboral.

Para hacerle frente al desempleo juvenil fomentarán el emprendimiento y una cotización negativa que impulse su contratación. Asimismo, se creará un sistema de ayudas para los que quieran retomar los estudios y seguir formándose,

También incluyen medidas centradas en la conciliación de la vida familiar y laboral. Se aumentarán los periodos de excedencia por cuidados de hijos en familias numerosas, propondrán incentivos para las empresas que contraten a madres que quieran reincorporarse al mercado laboral e impulsarán la racionalización de los horarios.

Energía competitiva como forma de crear empleo

En caso de resultar vencedor tras los comicios del domingo, el Partido Popular se compromete a congelar la parte de la factura eléctrica que depende del Gobierno e impedir el déficit en el sector energético que, cuando se halle en superávit, reducirá las facturas de los consumidores. Junto a la apuesta por las renovables y el transporte público, proponen invertir 1800 millones de euros en el Fondo Nacional de Eficiencia Energética y fomentar la rehabilitación de viviendas.

El partido de Mariano Rajoy aumentará la capacidad de decisión de los consumidores en detrimento de las empresas del sector. Los que se encuentren en situación de vulnerabilidad, tendrán acceso garantizado al bono social, pero también percibirán una ayuda especial si corren riesgo de exclusión.

Las propuestas del Partido Popular para la industria se centran en aumentar su competitividad en el exterior y en apostar por la innovación. Para ello, se moderarán los costes de producción que dependan de la regulación, afrontarán junto al sector privado las inversiones que vayan a mejorar la competitividad de la industria española, y asegurarán que las Comunidades Autónomas no dificulten su desarrollo con tal de alimentar el mercado interior español. También prestarán especial atención a los sectores “con mayor potencial innovador” como la biotecnología, la automación, las TIC o el sector aeroespacial y de defensa.

La estrategia en materia de turismo será la misma, pero modernizarán los destinos con la ayuda de las empresas para “potenciar el atractivo de la oferta”. Las instituciones harán promoción fuera de nuestras fronteras e intentarán reducir la alta estacionalidad que afecta al sector. También atenderán la movilidad de los turistas gracias a la creación de infraestructuras de transporte, y garantizarán la transparencia de viviendas turísticas de corta duración como las ofertadas por el portal Airbnb.

La fortaleza del euro

Si la formación pudiera formar gobierno tras el 20 de diciembre, seguiría apostando por un mercado único europeo que fomente la cooperación entre todos los estados miembros y la libre circulación de personas para incentivar el empleo en toda la Unión. En uno de los puntos, matizan que adoptarán cambios que podrían afectar la soberanía al ceder parte de ella a las instituciones europeas.

Ante un posible “shock económico”, proponen la creación de mecanismos de solidaridad y de apoyo presupuestario dentro de la zona euro para solventar situaciones “que afecten de manera desigual a los distintos Estados miembro.

Las propuestas en materia de fiscalidad, por otra parte, se sostienen sobre tres principios básicos. Por una parte prometen rebajar los impuestos como norma general y priorizar tanto el ahorro como la inversión, pero también insisten en la lucha contra el fraude en reiteradas ocasiones, con la cooperación entre Administración y contribuyentes como solución.

‘Primero las personas’

El programa electoral del Partido Popular presta especial atención a las familias. Las catalogan como el centro de la sociedad y un actor ineludible para garantizar la cohesión de la sociedad, por lo que seguirán trabajando con tal de mejorar su protección económica, jurídica y social. Sin especificar cómo, les ofrecerán más libertad para que puedan tomar decisiones, en especial las monoparentales, numerosas, en riesgo de exclusión social y aquellas afectadas por la dependencia.

Se facilitará la conciliación familiar y laboral con medidas tales como la progresiva racionalización de los horarios y fomentarán la natalidad mediante un pacto de Estado que incluirán ayudas y la inclusión de la Reproducción Humana Asistida en la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud. Las ayudas permanecerán durante la infancia y la adolescencia del niño, ya que lucharán por erradicar la violencia y la pobreza en esas franjas de edad y por protegerlos ante los desahucios y desalojos.

Sanidad

El partido de Mariano Rajoy asegura que continuará consolidando la calidad del sistema sanitario español desde la cohesión y la equidad. En un proyecto “innovador y de futuro”, priorizarán la regularización de la receta electrónica, la tarjeta sanitaria única y la historia clínica digital para que se pueda hacer uso del servicio en cualquier parte del Estado. Además, se llevará a cabo un Plan Nacional de Reducción de Listas de Espera.

Para “agradecer el esfuerzo” de los profesionales del sector, el Partido Popular garantiza la movilidad territorial y que puedan ejercer la especialidad que escogieron durante su preparación. Los pacientes también cobrarán importancia. Podrán seguir un plan personalizado que especifique las necesidades de cada persona, intensificarán las relaciones con las asociaciones de pacientes y actualizarán de forma permanente el calendario vacunal. Asimismo, incluirán la enseñanza de Educación en Salud en primaria y secundaria, y planes de prevención y control de factores de factores de riesgo para concienciar sobre el consumo abusivo del alcohol, las drogas y otro tipo de  sustancias adictivas.

Pensiones

Todos los partidos que concurren a estas Elecciones Generales incluyen medidas para garantizar la sostenibilidad de las pensiones, pero las fórmulas para alcanzarla son del todo dispares. El Partido Popular retirará los obstáculos que puedan impedir la reinserción voluntaria de los mayores al mercado laboral. De hecho, el envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional son los dos pilares que mantendrán el pie, según el partido, al maltrecho Sistema Público de Pensiones.

En cuanto a la igualdad de género, los populares fomentarán el empleo y el emprendimiento, y combatirán contra la brecha salarial. Además, tildan de esenciales la conciliación y la corresponsabilidad, pero la lucha contra la violencia de género es la prioridad total y absoluta. Con en apoyo de las instituciones y todos los partidos políticos, se comprometen a seguir realizando campañas y concienciar a los jóvenes sobre lo que el partido tacha de “lacra”. Además, las redes de centros de acogida y la movilidad de las víctimas serán reforzadas.

Pese a que no incluyen ninguna medida específica, el PP dinamizará la empleabilidad de todas aquellas personas con discapacidad sin que se produzca discriminación alguna. Para ello, colaborarán con las entidades del sector y promoverán actividades para que “contribuyan a la difusión de información relacionada con la discapacidad. También garantizan la vida independiente  y la participación en la sociedad de los afectados gracias a investigaciones en nuevas tecnologías de la información, ayudas técnicas y dispositivos que puedan resultar de gran ayuda.

El último colectivo al que incluyen es al de las personas con riesgo de exclusión social. Para combatirlo, aprobarán una ley básica de Servicios Sociales de ámbito nacional y coordinarán un sistema de ayudas para erradicar la exclusión. También se pondrá en marcha una Estrategia Nacional de Lucha contra la Pobreza cuyos principales benefactores serán los jóvenes y los casos crónicos. Por otra parte, financiarán programas de pisos de inserción social y fomentarán la educación financiera.

Corrupción

En el apartado que el programa electoral del Partido Popular dedica a la corrupción, aseveran que “aplicarán las medidas más contundentes contra aquellos cuyo comportamiento esté alejado de los valores éticos que rigen su acción política”, por lo que un miembro del partido deberá dimitir y abandonar la militancia si fuera encausado por un delito de corrupción en el momento de la apertura del juicio oral.

Proponen que la transparencia sea la herramienta principal en la lucha contra la corrupción, pero también regularán la actuación de los lobbies, impulsarán la revisión de los indultos y controlarán las subvenciones públicas.

La unidad de España es sin lugar a dudas una de las cuestiones que más peso tienen en el programa con el que los populares pretenden revalidar mandato. Declaran que la unidad del Estado es un principio nacional imprescindible para el bienestar de la sociedad, así que revisarán el marco autonómico para “reforzar la cohesión territorial y la solidaridad entre españoles”. De esta manera, harán todo lo posible por “superar los desafíos rupturistas con una responsabilidad clara e inequívoca.

Sin entrar en matices, proponen la regularización de la Bandera y otros Símbolos, y la oferta básica de los servicios públicos esenciales igual para todos los españoles. Enlazando con la reforma electoral, se comprometen al “respeto de la costumbre constitucional de que sólo formará gobierno la candidatura más votada en España, y en caso de que el vencedor no saque mayoría absoluta, propondrán introducir un sistema de doble vuelta. Por otra parte, aseguran que favorecerán la participación electoral de los españoles residentes en el exterior pese a que muchos de ellos no han podido ejercer su derecho a voto para los comicios del domingo.

El Partido Popular no habla de regeneración, sino de calidad democrática. Proponen una mayor transparencia en el Congreso y una nueva regulación de los Grupos Parlamentarios sin que se especifiquen quién implementará y cuáles serán los requisitos para su composición y mantenimiento. A diferencia de Podemos y Ciudadanos, el PP valora excepcionalmente la labor del Senado, por lo que se comprometen a fortalecer la posición de la Cámara Alta para que la cooperación entre el Estado y las Comunidades Autónomas sea efectiva.

Las propuestas de reforma de la Justicia son mínimas comparadas con la de sus rivales. Pretenden que sea más accesible, ágil y eficiente, y destacan la independencia de la Justicia y de sus profesionales. Otro de los puntos con más relevancia es el que garantiza la calidad y gratuidad del servicio para que ningún ciudadano sea privado de un derecho tan fundamental.

El Partido Popular ha sido el más constante en las encuestas. Sólo Podemos, durante un corto periodo de tiempo, fue capaz de desbancar como primera fuerza política a los de Rajoy. Sus opciones de formar gobierno pasan por un pacto con Ciudadanos, pero la distancia que les separa de Podemos y PSOE es tan escasa que, tras una la vertiginosa campaña electoral, comenzará una nueva carrera cuyo vencedor se convertirá en el nuevo inquilino de La Moncloa durante los próximos cuatro años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s