Tallin, esa ciudad

Dijo Fernando Sánchez Dragó, en una conferencia en Tarragona en el año 2007, que África es mujer. Porque tiene curvas, explicó el escritor, y por cómo te seduce una vez la conoces.

Tallin no tiene curvas, pero por su historia y su carácter, bien podría ser también una mujer. Por cómo la conocí y por mi relación con ella, también.

La conocí en setiembre del año 2010 cuando me presenté con dos amigos. Fue algo superficial, que duró solo un fin de semana, conociendo sólo los más básicos detalles de ella, detalles que no hicieron otra cosa que despertar mi interés.

Cuando el fin de semana terminó y tuve que volver a España, estuve dos años sin podérmela quitar de la cabeza. Quería volver a verla aun sin saber qué quería de ella, ya que todo podía suceder si la volvía a ver: un desengaño, algo breve o algo serio. Dos años después de mi primera visita, sabiendo que quien no arriesga no gana, compré un billete sólo de ida.

Era setiembre de 2012 cuando la volví a tener delante de mí. Estaba radiante, tal y como la recordaba. Le dije que había vuelto para quedarme más de un fin de semana y empecé a conocerla de verdad. Dos meses después de empezar a conocer más que sus superficiales encantos, encontré trabajo gracias a ella. Y también nuevos amigos. Y también una nueva vida. Hoy, Tallin y yo llevamos dos años y medio juntos.

Kesklinn, distrito centro de la ciudad de Tallin.
Kesklinn, distrito centro de la ciudad de Tallin. (Foto: F.X.Bonet)

La infancia de Tallin, cuando su nombre era Reval y pertenecía a la Liga Hanseática, es lo que más me atrajo de ella en un principio. Esta infancia es la parte de la ciudad llamada Vanalinn, que significa «ciudad antigua» en estonio. En ella se ubican las casas que habitaron los comerciantes durante la época de esplendor de la arriba mencionada Liga Hanseática, muchas del siglo XV y XVI. Esta es la parte que todo turista quiere conocer y donde se encuentra Raekoja Plats, que es la plaza del ayuntamiento, llena de terrazas de abril a octubre y donde se ubica el mercado de Navidad durante diciembre y enero. Paseando por Vanalinn, se puede ver que Tallin fue hermosa, presumida y segura de sí misma en un comienzo. Incluso cuando estuvo Estonia bajo dominio del Imperio ruso, Tallin siguió brillando, véase el caso de la Catedral de Alexander Nevski, finalizada en el año 1900.

Toda infancia termina con la llegada de la pubertad, y fue con la invasión soviética que llegó Tallin a este periodo de incertezas e inseguridades. Una pubertad que hizo desvanecer su inocente belleza bajo los cánones arquitectónicos que impuso la URSS cuando Estonia pasó a ser una república soviética. Lasnamäe y Mustamäe son dos ejemplos paradigmáticos de la periferia de Tallin y de lo que fue su esencia durante años. Tallin vivió un periodo gris, donde la inocente belleza de la ciudad antigua se marchitó y degradó para dar paso a nuevas formas que no se sabía muy bien cómo acabarían. Tallin creció pero dejó de ser bonita.

Lasnamäe, Tallin.
Lasnamäe, Tallin. (Foto: F.X.Bonet)

Con la caída de la URSS, Tallin no floreció de un día para otro. No obstante, la pubertad empezó a quedar atrás y Tallin empezó a sentirse cada día más segura de sí misma. Crecida con el impulso de las nuevas tecnologías (nunca está de más recordar que Skype se fundó en Estonia), su rostro cambió y también su silueta, la cual está formada hoy por los rascacielos de cristal de Tornimäe, el hotel Radisson Blue y el edificio del banco SEB.

Hoy día Tallin es historia, carácter y modernidad. Continua siendo coqueta, pues la ciudad antigua sigue ofreciendo belleza, espectáculo y bullicio. Sigue siendo una ciudad con carácter, dura y funcional, como así dejan testimonio los miles de apartamentos apilados en la periferia donde viven desde los más humildes pensionistas hasta jóvenes que empiezan su carrera. Y, finalmente, Tallin puede ofrecerte un ambiente moderno y cosmopolita, donde tomarse un cocktail en el restaurante ubicado en la última planta del hotel Radisson Blue después de cerrar un trato con una start-up local. Tallin luce hoy mejor que nunca, radiante y atractiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s