Negra Navidad

Campana sobre campana. Pero mira cómo beben. La Virgen se está peinando. A estas alturas de la película, más de uno ya tiene atragantado un poco el espíritu navideño por culpa de los repetitivos villancicos (¿por qué, vayas donde vayas, siempre suenan los mismos?). Pero no toda la música navideña es igual, y si hay un género que sabe mezclar religiosidad y fiesta y salir indemne del intento, esa es la música negra. ¿Preparados para un festín navideño de soul, rhythm and blues, funk e incluso mambo? Brindemos por una Navidad llena de groove.

Feliz Navidad desde la ciudad del motor

Si hablamos de música negra festiva el referente no puede ser otro que Berry Gordy, el hombre que adaptó la forma de trabajar en las fábricas de automóviles de Detroit a la industria discográfica, y alumbró así algunas de las mejores canciones de la historia de la música popular. Trabajando como una cadena de montaje, el sello Motown se convirtió en los años sesenta, desde la ciudad del motor, en el estandarte de la música soul. Casi todos los artistas del sello grabaron canciones navideñas en aquellos años, recopiladas muchas de ellas en los discos Merry Christmas from Motown (1968) y A Motown Christmas (1973). En ambos recopilatorios se mezclan revisiones de clásicos navideños con canciones compuestas para la ocasión por el equipo de Motown. Entre las originales destacan What Christmas means to me, en la voz de Stevie Wonder, o Christmas Everyday, escrita e interpretada por Smokey Robinson. Las revisiones más interesantes corren a cargo de los Jackson 5, como la acelerada versión de Santa Claus is coming to town.

Jackson-5-Christmas-photo

Northern Soul Christmas

En la onda de soul bailable de Motown estaban The Flirtations, un trío de chicas procedente de Carolina del Sur que alcanzó notoriedad con el estallido del Northern Soul en el norte de Inglaterra a finales de los sesenta. Hits como Nothing but a heartache o How can you tell me? fueron de los preferidos por aquellos djs ingleses que, en su empeño por recuperar gemas olvidadas del soul de baile americano, terminaron inventando un subgénero. Christmas time is here again, cara B del single Nothing but a heartache, no tuvo el impacto de la cara A, pero se ha convertido en un clásico oculto navideño. En la misma onda northern, menos conocidas pero no por ello menos interesantes, están Dear Santa, de Syng McGowan and the Fanettes, y Santa Claus please listen to me, de Artie Fullilove. Dos maravillas a descubrir.

Ho ho ho: Santa Claus baila el mambo y lo que se tercie

Ya que ha aparecido por aquí Santa Claus, ahondemos un poco en la figura de este ilustre protagonista de estas fiestas, presente en gran parte de la mejor música negra navideña. En Ain’t No Chimneys in the Projects, Sharon Jones hace preguntas incómodas sobre el personaje: «When I was a child I used to wonder / How Santa put my toys under the tree / said, “Momma can you tell me how this can be?” / When there ain’t no chimneys in the projects» (cabe señalar que los projects serían el equivalente a los edificios de protección oficial que nosotros conocemos).

Lo que parece claro es que a Papá Noel le va cualquier ritmo, ya sea mambo (Mambo Santa Mambo, de The Enchanters; I wanna see Santa do the mambo, de Big John Green), boogaloo (Boogaloo Santa Claus, de J. D. McDonald), funk (Soul Santa, de Funk Machine; Get Down Santa, de The Jive Turkeys) o boogie woogie (Boogie Woogie Santa Claus de Mabel Scott).

Pero el orondo y simpático hombre de la barba también tiene a veces su punto lascivo. Eartha Kitt juega con su voz, grave y sensual, y con la calculada ambigüedad de la letra en Santa Baby, que años después sería regrabada por Madonna y Kylie Minogue. Otro clásico picante es Back Door Santa, de Clarence Carter, éste nada ambiguo: «They call me Back Door Santa / I make my runs about the break of day / I make all the little girls happy / While the boys are out to play» . En la misma onda tórrida está el Santa Claus que describe Albert King en Santa Claus wants some lovin’: «I don’t want no turkey / Don’t care about no cake / I want you to come here, Mama / Before the children wake»

La Navidad del amor

El pobre Papá Noel seguramente sólo buscara un poco de amor. Y es que la Navidad es una época jodida para estar solo, como tan bien reflejan The Emotions en la maravillosamente melancólica What do the lonely at Christmas? La tradicional búsqueda del amor se puede convertir en casi una obsesión en estas fechas. Donny Hathaway se las promete muy felices en This Christmas: «I’m gonna get know you better this Christmas / And as we trim the tree / How much fun it’s gonna be together». Algo parecido ocurre con la idílica navidad que relata Otis Redding en Merry Christmas, Baby (versión del standard de Lou Baxter): «Merry Christmas baby, sure do treat me nice / Bought me a diamond ring for Christmas / I feel like I’m in paradise».

Pero no siempre la Navidad resulta tan feliz. También son estos unos días propicios para la nostalgia, siempre agazapada la muy canalla para inyectarnos su veneno: «It’s so good to talk to you again / It’s been a long long time / Can’t explain why you crossed my mind / I guess it’s just to wish you a merry Christmas». ¿Quién no ha sentido a veces en Navidad ese ramalazo de melancolía? ¿Quién no se ha sentido alguna vez como Carla Thomas en Gee Whiz, It’s Christmas?

La canciones de Redding y Thomas, por cierto, aparecen en Soul Christmas (1967) uno de los mejores discos navideños de la historia, con maravillas como la versión de Silver Bells que hacen Booker T & The MG’s y Presents For Christmas de Solomon Burke.

A casa por Navidad

La vuelta a casa por Navidad es todo un clásico que en España explotó una marca de turrones, pero que antes ya había servido de inspiración en la música popular americana. I’ll be home for Christmas fue un gran éxito cuando Bing Crosby la grabó en 1943. Desde entonces ha sido versionada por muchos artistas en diferentes estilos, desde Elvis Presley hasta Frank Sinatra, desde Bob Dylan hasta Los Tres Tenores. En el estilo que nos ocupa, la versión más famosa es la del gran Al Green, que logra con su voz dotar de una emoción especial la balada de Crosby. Resulta muy interesante el acercamiento al disco que realizaron The Trammps. Los de Philadelphia vistieron la balada de Crosby de lentejuelas y bolas de espejos para facturar un temazo imprescindible en cualquier fiesta navideña.

El tema del regreso a casa también aparece en Christmas (Baby, please come home), grabada por Darlene Love para A Christmas Gift for You, el famoso disco navideño de Phil Spector donde aparecen la mayoría de grupos de la factoría Spector (The Ronettes, Bob B. Soxx & The Blue Jeans, The Crystals) y que para muchos es el mejor disco dedicado a la Navidad jamás grabado.

Funky Funky Christmas

Si nos deslizamos un poco hacia el territorio funk, hay que citar al pionero James Brown, que grabó multitud de canciones navideñas (en esta lista de youtube hay para entretenerse un buen rato), reunidas en recopilatorios como The Complete James Brown Christmas o Your Christmas with James Brown. El cantante Gary Walker grabó en 1965 Santa’s got a brand new bag, homenaje evidente al Papa’s got a brand new bag de James Brown, que había sido editado ese mismo año.

Otro par de irresistibles temas funkys para bailar en Navidad: Funky Funky Christmas, de Electric Jungle y Xmas Done Got Funky, de Jimmy Nules.

james-brown

Turn up your hi-fi

Ante todo, lo importante es dejarnos llevar e imbuirnos del espíritu festivo de la Navidad, negra Navidad. Como cantan los Detroit Junior en Christmas Day: «You know I feel so good / Well I feel ok / ‘Cause it’s Christmas Day». El tema de Detroit Junior aparece en otro de esos recopilatorios navideños imprescindibles, de título elocuente: Santa’s Funk & Soul Christmas Party. En el disco aparecen otras joyas del soul más sucio y rítmico, como Black Christmas (Rose Graham), Christmas Present Blues (Jimmy Reed), You won’t have to wait till Christmas (Lee Rodgers), Soul Christmas (Count Sidney & His Dukes) o la tremenda Christmas Groove (Vernon Garnett). Material no muy trillado, pero sin duda extraordinario.

Hasta aquí este rápido repaso al cancionero navideño de la música negra. Para terminar, por riguroso orden de aparición (salvo error u omisión), como si de los títulos de crédito se tratase, adjuntamos una lista de spotify donde aparecen la mayoría de canciones citadas en el texto (no todas: el northern soul de Artie Fullilove y Syng McGowan no se lleva bien con spotify). Solamente un par de reglas autoimpuestas para la confección del playlist: no más de una canción por artista y no más de una versión del mismo tema. Denle al play y tengan presente la declaración de intenciones de Detroit Junior en Christmas Day: «I want ya to turn up your hi-fi / I want ya to turn it up loud / I want everyone to know / That we’re rockin’ in this house». Felices fiestas, llenas de amor y de groove.

Negra Navidad: villancicos con groove (Spotify)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s