La broma

«Lo castigaron por tomarse a broma lo que ellos consideraban sagrado».

Ludvik es un universitario perteneciente al partido comunista checo por convicción. Allí conoce a Marketa, una chica sosa y sin sentido del humor. Empiezan a salir. En un momento de la relación mantienen correspondencia por carta, y Ludvik le envía una postal en la que todos pueden leer una desafortunada broma.

‘La Broma’ (1967) fue la primera novela del checo Milan Kundera (1929). En la época en que se publica, durante el régimen de Novotny, la censura en la entonces Checoslovaquia se había relajado un poco. Pero, quizá porque las bromas breves son las mejores, un año después, cuando es traducida en Francia, los tanques rusos entran en Praga y ‘La Broma’ es prohibida en su país de origen. De la noche a la mañana, la novela pasa a ser, en el mundo entero, un libro de combate, un panfleto político, algo que solo lo es en parte. Es considerada una sátira del comunismo stalinista. En ella, Milan Kundera intenta hacer una novela, pero termina haciendo una crónica de época.

La tumba del nadador

En muchos puntos recuerda al mundo orwelliano de ‘1984’ en lo referente a la privación de la libertad de decisión, a la acatación a pies juntillas de lo establecido, sin libertad para pensar ni para actuar. No trasmite el mismo aire agobiante de ‘1984’ pero si el sentimiento de no ser capaz de cambiar tu vida y tu destino porque te encuentras constantemente vigilado.

La novela está narrada por el propio Ludvik en primera persona, aunque hay algunos capítulos contados por personajes de su entorno que nos aportan su punto de vista a la situación. Como escenario de fondo del libro están los momentos del comunismo en la antigua Checoslovaquía y la falta de libertad de expresión controlada férreamente por el Partido hasta la decepción y relajación que vino después (culminando en la Primavera de Praga en 1968). El protagonista Ludvik (llamado como el padre de Milán Kundera) tiene una vida muy similar a la del autor, que perteneció al Partido Comunista del que expulsaron en dos ocasiones. Primero por tener posiciones individualistas. Más tarde volvió al partido pero en 1970 se alejó definitivamente de su ideología al no estar de acuerdo con sus posiciones totalitarias.

La instauración del totalitarismo supuso la instauración de la seriedad, la pérdida del sentido común y el sentido del humor en una sociedad obsesionada con ciertas ideas y dictámenes. El comunismo, el poder sin contrapeso y la censura se impusieron en República Checa y otros países de Europa (entonces conformados en la URSS) durante décadas.  Milan Kundera, como muchos otros, lo padeció en carne propia y tuvo que exiliarse en 1975 a Francia.

Un año después de publicar ‘La broma’, «la invasión soviética lo trastocó todo», recuerda Kundera. «’La broma’ fue cubierta de acusaciones injuriosas como resultado de una larga campaña de prensa, fue prohibida –al igual que mis otros libros- y retirada de las bibliotecas públicas».

Hay que releer ‘La Broma’ en nuestros días para darse cuenta de que contiene el germen de toda la obra de Kundera: ese virtuoso arte de mezclar la novela, la ficción y las ideas, la profundidad y la frivolidad. Kundera hace política con sus historias subidas de tono. Es cierto que el contexto ha envejecido, el telón de acero ha caído y actualmente la atmósfera de sospecha permanente de los países comunistas constituye la principal broma del libro. Cuesta creer que Ludvik, el protagonista de la novela, pueda ser condenado a seis años de trabajos forzados en una mina a causa de una simple postal en cuyo dorso escribió:

« ¡El optimismo es el opio del pueblo! El espíritu sano hiede a idiotez. ¡Viva Trotski! ».

Ana Alba Segura | @misschejov

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s