La necesaria liberalización del sector de los taxis

De un tiempo a esta parte han aumentado las protestas del sector de los taxis en la Comunidad de Madrid y en Barcelona tras la imparable llegada de Uber y sus coches privados. El gremio ha decidido levantarse contra esta nueva empresa con el fin de preservar el status quo del transporte privado. Por ello, tratándose de un tema de incipiente actualidad trataremos de esbozar un sistema en la capital de España de taxis libres dispuesto en compañías privadas, con el único objetivo de mejorar la calidad del servicio y disminuir el precio.

En Madrid hay unas 15.700 licencias, un número desproporcionado teniendo en cuenta los usos sustitutivos (Metro, coche, autobús, bicicleta) y sin sumar los taxis de la periferia. Además, cogerse un taxi desde Sol hasta el Santiago Bernabéu puede llegar a los 12 euros, el coste del billete de 10 viajes del transporte público. Por tanto, parece excesivo el precio y a primera vista es un bien prácticamente de lujo. ¿Es el precio real? No. Resulta incongruente que tengamos que pagar un precio que debería ser más bajo y con un servicio de mejor calidad.

El caso es que el sector de los taxis en Madrid no deja de ser un gremio privado pero que recibe subvenciones de la Comunidad de Madrid (véase el caso del primer taxi eléctrico que ha recibido 6000 euros o las tarifas que instala el ayuntamiento http://www.madrid.es/portales/munimadrid/es/Inicio/Ayuntamiento/Movilidad-y-Transportes/Taxi?idCapitulo=6254183&vgnextchannel=2b199ad016e07010VgnVCM100000dc0ca8c0RCRD&vgnextfmt=default&vgnextoid=4813dc0bffa41110VgnVCM1000000b205a0aRCRD ) y, a la vez, tiene barreras de entrada muy altas en forma de licencias (160.000 euros). Además, la Comunidad de Madrid da un limitado número de licencias para no invadir la ciudad de taxis, algo que a todos nos podría parecer lógico pero que al final no deja de restringir la oferta. Ya no se conceden más. Existe un mercado negro de licencias donde se pueden adquirir. El principal argumento de los taxistas y de los que defienden este intervencionismo estatal es la protección de los trabajadores, ya que de no existir barreras tan altas, cualquiera podría participar. De esta forma, una persona podría coger su coche privado y transportar a gente, hecho que suscitaría el caos. Sobreviviría el que más trabajase y antes recogiese a los clientes. ¿Cuáles serían las tarifas? ¿Cómo controlarías sus impuestos y lo que facturan? ¿Correría la ciudad el riesgo de quedar colapsada de taxis?

taxis

Liberalización y sistema por compañías

Son varias las preguntas que uno se plantea ante tal posibilidad. El ser humano suele tener aversión al cambio, pero es este el que acostumbra a traer el progreso, nunca el conformismo. La intervención estatal se justifica con los llamados “fallos de mercado” pero, ¿Existe alguno en este sector? Aparentemente, no. La liberalización de la oferta provocaría que cada taxista pudiese establecer la tarifa que creyese conveniente. Así montaríamos en un peugeot compartido de 10 años de antigüedad que nos costaría medio euro el kilómetro o podríamos elegir un Mercedes bien climatizado donde el precio cuatro veces mayor. Parece obvio, pero no es así. Da igual cómo sea el servicio, el coche o el taxista que tenemos que abonar la misma cantidad de dinero por la regulación estatal. Por tanto, de instalar el nuevo sistema, veríamos como miles de personas comenzarían a utilizar más el taxi, dejando de lado el coche particular (conseguiría el ayuntamiento erradicar el tráfico y la contaminación que tanto persigue), el servicio de transporte de la EMT y el Metro. Esto conllevaría una bajada de usuarios que, probablemente, obligaría a reducir las tarifas en los sustitutivos.

Un sistema de taxis basado en compañías dejaría la posibilidad de que los consumidores pudiesen elegir el tipo de taxi, como hemos dicho antes. Esto es algo que sucede en los Estados Unidos, donde dos jóvenes emprendieron un proyecto de “coches ecológicos”. También surgió “Envirocab” la primera empresa de taxis que consiguió fletar coches negativos en carbono. ( http://iipdigital.usembassy.gov/st/spanish/article/2011/08/20110830123321×0.4361187.html)Así, Los ciudadanos más preocupados por el medioambiente estarían dispuestos a pagar algo más con tal de evitar la contaminación.

¿Estaría Madrid llena de taxis? No, porque se alcanzaría el punto de equilibrio. Algunos taxistas considerarían que por ese salario no les interesaría trabajar y se dedicarían a otras cosas. Al final tendería a equilibrarse y se quedarían en el sector los más eficientes y más trabajadores (no es un sector que requiera grandes aptitudes, sino más bien trabajo y esfuerzo). Incluso las compañías privadas podrían regular el número de taxistas, si sus trabajadores no estuviesen conformes. Otro de los argumentos para atacar la liberalización sería el complicado hecho de distinguir las compañías. En Shanghai operan compañías privadas y, pese a la regulación del precio (comparten mismas tarifas) cada una se distingue por un color y tienen más o menos prestigio entre los habitantes de la ciudad.

El único problema aparente se plantearía a la hora de realizar la privatización completa del sector. ¿Qué ocurriría con los taxistas que ya han adquirido la licencia (160.000 euros)? Una solución podría ser obligar a las compañías que quisiesen operar en la capital a pagar parte de esas licencias (según años trabajados en el sector, menos dinero para el trabajador al haber rentabilizado más la licencia). Transcurridos unos años el gremio del taxi pasaría a ser enteramente privado, habiendo las compañías rentabilizado sus inversiones y contentando a los taxistas que hubiesen realizado tal alta inversión sin beneficio alguno.

Las aplicaciones

Estamos en el auge de las aplicaciones móviles. Descargar, registrarse y pedir un taxi. Así de sencillo. Es más, distintas agrupaciones dentro del sector ya lo han hecho (Mytaxi, Pidetaxi, By-taxi). Cada compañía trataría de llegar a sus potenciales clientes con la publicidad, como en cualquier mercado libre. Por tanto, la teoría de la falta de información de los compradores no se sostendría. Incluso la facilidad de montar una compañía de taxis evitaría la formación de un oligopolio donde se pudiesen anclar precios altos.

Podría existir el argumento a favor de los actuales taxistas: probablemente casi ninguno querría el cambio. Ellos ya han pagado la licencia y algunos se quedarían sin trabajo. Pero no tiene por qué: cuentan con la ventaja de la especialización, además que podrían crear una empresa privada de taxis que se caracterizase por la antigüedad en el sector y, por tanto, muchos consumidores preferirían montar en el suyo.

¿Por qué no se liberaliza?

En el año 2009, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero trató de abrir el sector, pero la presión del gremio provocó que se echase el freno a la reforma. Misma suerte corrió en 2012 el ministro de Fomento, Rafael Catalá. La presión sindical evitó la apertura del transporte privado otra vez más. No contentos con eso, quieren evitar a toda costa la eliminación de las regulaciones y se lo reclamaron a Ana Botella este verano a través de un comunicado, pidiendo que no se trastocase la ley del “Eurotaxi”. http://www.gacetadeltaxi.com/agatm-reitera-su-%E2%80%9Cno%E2%80%9D-a-la-liberalizacion-de-horarios-para-el-eurotaxi-4139 . Que aparentemente la privatización sea complicada y trastoque los planes inmobilistas de los actuales taxistas no quiere decir que realizarla sea imposible. Los beneficios en el futuro serán tan altos que vale la pena realizar el esfuerzo y, por ende, evitar regulaciones innecesarias.

Carlos Jiménez | @CarlosJimenez_b

Anuncios

22 Comments

  1. No estoy de acuerdo. La privatización-liberalización generalizada es la que ha llevado al mundo a esta crisis global, en la que el neo liberalismo se ha hecho con la hegemonía laboral. Esta corriente basada en que todo es necesariamente prescindible y/o válido si dará beneficios a mi empresa; en la competición con el de enfrente, es muchísimo más peligrosa que la regulación estatal, dado que los recursos son limitados, mientras que los beneficios potenciales y la codicia no lo son. Por tanto, yo soy un convencido de que la regulación estatal (y así lo ha demostrado la historia) es mucho más beneficiosa a largo plazo que la liberalización y privatización de los bienes y servicios importantes para un estado.

    Para muestra un botón: si continuamos permitiendo la liberalización-privatización masiva en Europa, ocurrirá cíclicamente lo que ha ocurrido en los últimos años, ya que las grandes corporaciones serán más grandes, tendrán más poder y participarán de un mayor peso en el PIB de los estados, con lo que podrán campar a sus anchas sabiendo que si quiebran, serán rescatados. en cambio, un modelo basado en la protección y potenciación de muchas pequeñas empresas familiares, tal y como ocurrió en europa en el siglo XX, evitará que una sola persona física y/o jurídica pueda hacer fechorías financieras-éticas con tanta facilidad, ya que sólo depende de su gestión la prosperidad de su familia.

    Un saludo.

    Me gusta

  2. Qué cantidad de argumentos sin prueba o ejemplos, estimado Apolo. Si escribes “para muestra un botón” se agradece que añadas el dichoso botón, es decir un caso concreto, y no esa falacia del hombre de paja sobre la liberalización. Por cierto, ¿cuál liberalización? Si una empresa recibe favores del Estado eso no tiene nada que ver con la liberalización del mercado. La regulación es el botín perfecto donde las “corporaciones” sí obtienen favores del Estado y conforman monopolios. Es el propio Estado el que monopoliza y otorga la posibilidad de monopolización.

    Me gusta

  3. No estoy de acuerdo. La privatización-liberalización generalizada es la que ha llevado al mundo a esta crisis global, en la que el neo liberalismo se ha hecho con la hegemonía laboral. Esta corriente basada en que todo es necesariamente prescindible y/o válido si dará beneficios a mi empresa; en la competición con el de enfrente, es muchísimo más peligrosa que la regulación estatal, dado que los recursos son limitados, mientras que los beneficios potenciales y la codicia no lo son. Por tanto, yo soy un convencido de que la regulación estatal (y así lo ha demostrado la historia) es mucho más beneficiosa a largo plazo que la liberalización y privatización de los bienes y servicios importantes para un estado.

    Para muestra un botón: si continuamos permitiendo la liberalización-privatización masiva en Europa, ocurrirá cíclicamente lo que ha ocurrido en los últimos años, ya que las grandes corporaciones serán más grandes, tendrán más poder y participarán de un mayor peso en el PIB de los estados, con lo que podrán campar a sus anchas sabiendo que si quiebran, serán rescatados. en cambio, un modelo basado en la protección y potenciación de muchas pequeñas empresas familiares, tal y como ocurrió en europa en el siglo XX, evitará que una sola persona física y/o jurídica pueda hacer fechorías financieras-éticas con tanta facilidad, ya que sólo depende de su gestión la prosperidad de su familia.

    Un saludo.

    Me gusta

  4. Con todos los respetos, este artículo no hay por dónde cogerlo. Superficial a más no poder, plagado de tópicos, escrito de oidas y alguna que otra barbaridad.

    Sólo me voy sólo a detener en desmentir dos afirmaciones que se hacen y que son rotundamente falsas.

    La primera es la que dice que Uber funciona tranquilamente en USA. Veamos:

    – Estados en los que NO funciona Uber: Montana, Idaho, Nevada, Utah, Nuevo México, Wyoming, Dakota del Norte y del Sur, Nebraska, Kansas, Iowa, Missouri, Arkansas, Mississippi, Kentucky, Carolina del Sur, Virginia, West Virginia, Maine, New Hampshire, Connecticut, Delawe, Vermont y Alabama, Rhode Island y Alaska. Es decir, el 51% de Estados Unidos

    – Estados en los Uber funciona de forma legal y REGULADA: Washington, Oregon, California y Lousiana. 7% de Estados Unidos

    – En el resto del país funciona o bien SIN REGULAR (al estilo de Madrid y Barcelona) y entre las que se encuentra Nueva York o bien su actividad está siendo regulada en estos momentos (Colorado, Florida, Georgia…)

    En cuanto al tipo de regulaciones a la que está sometida destaco (muy por encima): un número máximo de conductores por habitante (150 en el caso de Seattle), el depósito de 1 millón de dólares para hacer frente a posibles incidentes (caso de California) o la obligatoriedad de hacer cursos de formación a sus conductores (también California).

    O sea, que eso de que en USA funcionan sin ningún problema, na nai.

    Segunda afirmación falsa. Se dice que en Madrid hay un “mercado negro de licencias”. ¿Pero tú sabes la barbaridad que estás diciendo? Todas las licencias están numeradas y son nominales. El ayuntamiento lleva un registro de todas y cada una de las licencias y todas las compra-venta constan en ese registro. Otra cosa es que haya especuladores que se dediquen a comprar y vender licencias como si fueran rosquillas (lo que repercute ineludiblemente en el aumento del precio final sobre el usuario), pero que al fin y al cabo es el modelo liberalizador que el autor defiende. ¿Paradógico no?

    En fin, yo sólo soy un asiduo usuario de taxis y he procurado informarme, no tengo más interés en este tema. Pero lo que tengo claro es que por ahorrarme 3 euros no me arriesgo a que me lleve un conductor que vete tú a saber quien es, de donde ha salido y que si tienes un percance a ver dónde vas a protestar.
    Au

    Le gusta a 1 persona

  5. Qué cantidad de argumentos sin prueba o ejemplos, estimado Apolo. Si escribes "para muestra un botón" se agradece que añadas el dichoso botón, es decir un caso concreto, y no esa falacia del hombre de paja sobre la liberalización. Por cierto, ¿cuál liberalización? Si una empresa recibe favores del Estado eso no tiene nada que ver con la liberalización del mercado. La regulación es el botín perfecto donde las "corporaciones" sí obtienen favores del Estado y conforman monopolios. Es el propio Estado el que monopoliza y otorga la posibilidad de monopolización.

    Me gusta

  6. muy concreto ; gano 40 euros al dia por 8h de tranajo, en gasolina gasto ida y vuelta son 38 km o sea 5 euros
    en taxi me cobra 20 euros por trajacto de 20minutos ..procuro no usarlos nunca .,

    Me gusta

    1. Menos lobos Caperucita….Haz cuentas del gasto d tu coche. …y x supuesto q tiene q ver los churros con las Meninas..tu no coges taxi ni d coña

      Me gusta

  7. Lo curioso es que dices de privatizar un mercado que es privado…..que yo sepa la gran mayoria de taxis son de autónomos, o sea, empresa privada.
    Otro tema es que quieras liberalizar los precios. Y que cada taxista cobre lo que quiera.
    Porque dejar que el que quiera, con el coche que quiera, se ponga a trabajar de taxista……
    En Argentina hay dos sistemas, el taxi de toda la vida, el que puedes cojer en la calle y tienen taxímetro y precio igual, y luego los remises. Coches privados que tienes que llamar por teléfono y te pasan a buscar, y previamente ya sabes cuanto es el trayecto.
    Ahora, que un remisero coja a alguien por la calle, tipo taxi, y se le cae el pelo…

    Me gusta

  8. totalmente en desacuerdo con el articulo. Al final se crearian “mega” empresas que mal pagarian a los conductores y que tendrian mucho poder frente a la queja de un cliente, como por ejemplo en Australia, mientras que ahora, si alguien se queja de un taxista, este arriega mucho por poco: sanciones, perdida de licencia… . prefiero muchos pequenos autonomos, que pocas grandes empresas

    Me gusta

  9. Lo curioso es que dices de privatizar un mercado que es privado…..que yo sepa la gran mayoria de taxis son de autónomos, o sea, empresa privada.
    Otro tema es que quieras liberalizar los precios. Y que cada taxista cobre lo que quiera.
    Porque dejar que el que quiera, con el coche que quiera, se ponga a trabajar de taxista……
    En Argentina hay dos sistemas, el taxi de toda la vida, el que puedes cojer en la calle y tienen taxímetro y precio igual, y luego los remises. Coches privados que tienes que llamar por teléfono y te pasan a buscar, y previamente ya sabes cuanto es el trayecto.
    Ahora, que un remisero coja a alguien por la calle, tipo taxi, y se le cae el pelo…

    Me gusta

  10. No hay que hacer ninguna privatización ya que todos los taxis son privados.
    Lo que si es necesario es acabar con el privilegio a favor de unos particulares para explotar una actividad en exclusiva, privilegio que al parecer el mercado valora en 160.000 euros pero que no recibe el estado sino que se negocia entre los mismos particulares que protestan.
    Las administraciones pueden y deben establecer requisitos (condiciones mínimas, seguros, etc.) pero no limitar el derecho a trabajar o a participar en una actividad económica de nadie. Cualquiera que cumpla los requisitos que exija la ley debe poder ejercer como pintor, abogado, fontanero o cualquier otra profesión, incluida la de transportista de personas.

    Me gusta

  11. Totalmente de acuerdo con el comentario de Jaime. Yo creo que también gran parte de la cuestión es cómo conseguir que aplicaciones de Uber paguen impuestos en España para que no compitan con ventaja ante pequeños autónomos que sí que los pagan.

    Me gusta

  12. Hiperenlace??? 😉
    Que mas nos da que funcione o no en otros sitios?, publicidad de “uber” pura y dura es lo que me parece esto, pero bueno.
    Los comentarios patéticos, y si, este mas.

    Le gusta a 1 persona

  13. No hay que hacer ninguna privatización ya que todos los taxis son privados.
    Lo que si es necesario es acabar con el privilegio a favor de unos particulares para explotar una actividad en exclusiva, privilegio que al parecer el mercado valora en 160.000 euros pero que no recibe el estado sino que se negocia entre los mismos particulares que protestan.
    Las administraciones pueden y deben establecer requisitos (condiciones mínimas, seguros, etc.) pero no limitar el derecho a trabajar o a participar en una actividad económica de nadie. Cualquiera que cumpla los requisitos que exija la ley debe poder ejercer como pintor, abogado, fontanero o cualquier otra profesión, incluida la de transportista de personas.

    Me gusta

  14. Hiperenlace??? 😉
    Que mas nos da que funcione o no en otros sitios?, publicidad de "uber" pura y dura es lo que me parece esto, pero bueno.
    Los comentarios patéticos, y si, este mas.

    Le gusta a 1 persona

  15. Yo vivo en la Puerta del Sol y viajo asiduamente a Zaragoza con mi familia. Para ello cogemos siempre un taxi a la estación de Atocha y rara vez llega a cinco euros la carrera. Ir en metro nos costaría seis euros y sin contar la incomodidad de bajar al andén con las maletas, etc. Creo que el precio del taxi en Madrid es razonable y el servicio, salvo excepciones, no es malo.

    Me gusta

    1. Quiero apuntar un par de detalles al debate, creo que esta siendo interesante y sobre todo educado, es difícil encontrar uno así.

      Lo primero es relativo a la Liberalización del Sector del Taxi. No hay duda que el sector debe tomar medidas encaminadas a mejorar su servicio, llevar una política de precios adecuadas y adecuarse a los tiempos para ser más competitivos y que el ciudadano mejore su opinión respecto a este. Pero hay diversos estudios sobre Países Europeos que han liberalizado el sector del Taxi, persiguiendo muchos de los argumentos esgrimidos en el post, y los resultados no han sido los esperados. Curiosamente se produjo dos clases de Taxi, uno muy económico pero a la vez de mala calidad, inseguro, y nada deseable en el entorno que vivimos y otro con mas garantías o premium por decirlo de alguna manera, al alcance de muy pocos bolsillos. El servicio actual, mejor o peor, da una serie de garantías de cara al ciudadano (siempre hay ovejas negras, como en cualquier sector). Quien quiera le puedo pasar los estudios al respecto.

      Y segundo. Se centra mucho el debate entre el Taxi y Uber, cuando en realidad, nos encontramos ante un cambio de ciclo económico o de como entendemos la economía hoy en día. No es el Taxi, es cualquier sector económico el que se encuentra en peligro. El interruptor es el Tratado de Libre Comercio entre EEUU y Europa. Lobbies financieros y económicos presionan………………
      Luego sigo me reclaman 🙂

      Me gusta

  16. Yo vivo en la Puerta del Sol y viajo asiduamente a Zaragoza con mi familia. Para ello cogemos siempre un taxi a la estación de Atocha y rara vez llega a cinco euros la carrera. Ir en metro nos costaría seis euros y sin contar la incomodidad de bajar al andén con las maletas, etc. Creo que el precio del taxi en Madrid es razonable y el servicio, salvo excepciones, no es malo.

    Me gusta

    1. Quiero apuntar un par de detalles al debate, creo que esta siendo interesante y sobre todo educado, es difícil encontrar uno así.

      Lo primero es relativo a la Liberalización del Sector del Taxi. No hay duda que el sector debe tomar medidas encaminadas a mejorar su servicio, llevar una política de precios adecuadas y adecuarse a los tiempos para ser más competitivos y que el ciudadano mejore su opinión respecto a este. Pero hay diversos estudios sobre Países Europeos que han liberalizado el sector del Taxi, persiguiendo muchos de los argumentos esgrimidos en el post, y los resultados no han sido los esperados. Curiosamente se produjo dos clases de Taxi, uno muy económico pero a la vez de mala calidad, inseguro, y nada deseable en el entorno que vivimos y otro con mas garantías o premium por decirlo de alguna manera, al alcance de muy pocos bolsillos. El servicio actual, mejor o peor, da una serie de garantías de cara al ciudadano (siempre hay ovejas negras, como en cualquier sector). Quien quiera le puedo pasar los estudios al respecto.

      Y segundo. Se centra mucho el debate entre el Taxi y Uber, cuando en realidad, nos encontramos ante un cambio de ciclo económico o de como entendemos la economía hoy en día. No es el Taxi, es cualquier sector económico el que se encuentra en peligro. El interruptor es el Tratado de Libre Comercio entre EEUU y Europa. Lobbies financieros y económicos presionan………………
      Luego sigo me reclaman 🙂

      Me gusta

  17. Si se liberaliza este sector , entraran las grandes empresas multinacionales donde les interese , el estado dejara de percibir los impuestos que esta percibiendo , y los trabajadores estarán explotados.Ademas los usuarios estarán a merced de estas grandes empresas en las que ellas mismas ponen la reglas y abusan del consumidor , al igual que pasa con las compañías de telefonía.

    Me gusta

  18. Sois conscientes de que cuando cogéis un servicio de uber Cabify o el que sea se lavan las manos una vez que subís al vehículo, puesto que no estáis cubiertos con el seguro que exige… el taxi si lo está…INFORMAOS

    Me gusta

  19. Coincido en que hay que liberizar el sector del taxi, pero no desregularizarlo, no hay que olvidar que el taxista paga por una licencia (bastante cara) al ayuntamiento para poder operar, además que tiene una tarifa mínima por cobrar, así como una serie de seguros y demás que las compañias como por ejemplo Uber no contempla, que tiene que abrirse el mercado, pues si, pero hay que ver hasta que punto y en que condiciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s