13 de octubre. Diario de un mediocre, cínico y mentiroso: errores de mi arrogancia

«Panem et circensem» fue una expresión que utilizaron los romanos para referirse a todo el circo que rodeaba al Coliseo, quien se elevaba soberbio y magnánime frente a la mundanidad del hombre medio. Unos se jugaban su propia vida en el coso y otros se divertían en las gradas disfrutando de los más que probables últimos minutos de vida de uno de sus semejantes. La gracia se dibujaba en eso, en que nada de lo que poseía el graderío se apostaba en la arena. Y sí, sólo amarga la mala fortuna cuando araña el corazón o rasga el bolsillo. Del mismo modo, los maridos que dijeron a sus mujeres besándoles los labios «esta noche no me esperes con la cena preparada», mientras sonreían a sus hijos pequeños, han vuelto con hambre. En las trincheras políticas del independentismo hace tiempo que se consumieron todos los víveres, y donde el hambre asoma, el juicio abraza a la razón. Es costoso –lo entiendo- ver cadáveres como el de Pujol en sitios donde se lucha en base a lo que él encendió. ¿Quién pretende seguir en la vanguardia cuando el general ha sucumbido al juicio del enemigo? Nadie, por eso decidieron regresar al lugar del que nunca debieron partir, el que les acoge y limpia la ropa sucia.

Ayer Artur Mas decidió que Freddie Mercury debía dejar de sonar en el patio de recreo y que el «show must go on» carecía de sentido aunque él siguiese siendo la reina. Se posó bajo el espejo cenital de su salón –porque le gusta verse en alturas insospechadas e inóspitas -, elevó el rostro y dejó de reconocerse. Las pecunias que se jugó al nasciturus (concebido y no nacido) 9-N han resultado rentables pues, como dijo Salvador Sostres, «el primer objetivo de Mas era no celebrar la consulta, pero haciendo ver que ha hecho todo lo posible para poder justificar ante Esquerra que ha cumplido su parte del pacto» ¿Iba a salir bien el experimento de un científico en el que ni siquiera él confía? La respuesta es obvia: no. Sin embargo, apoyo, estandartes de ánimo y trampolines manipuladores nunca le faltaron. Tampoco gente en la calle predicando una mentira refutada por la Ley.

Foto: elperiodicomediterraneo.com
Foto: elperiodicomediterraneo.com

Ahora le toca lidiar una doble batalla. La primera, manejando la frustración y la desilusión que llenó, llena y llenará la Plaza de Cataluña de esteladas. Si era cuestión de aparentar, podrían haber avisado antes y nos hubiésemos ahorrado todos estos lamentos. La segunda, y no menos trascendente, insistiendo a ERC para formar una lista conjunta que haga compartir los golpes del proceso, que sane las heridas merecidas de la política irresponsable y que reparta el castigo del objetivo fallido. ¿CiU y ERC en una misma lista? Me gustaría creer que algunos ya se han cansado del juego de trileros de los convergentes, si bien es harto conocido que los pasillos de la Generalidad –que me perdone Losantos por robarle la expresión- encierran muchas inquebrantables promesas de alta fidelidad. ¿Querrán seguir jugando al “ni contigo ni sin ti pero juntos por caminos separados”? El tiempo dirá.

«Es sólo un hombre y es un cobarde» dijo Clooney en Ocean´s Twelve. A Rajoy le han sobrado movimientos de ajedrez para derrotar a Mas en un tablero de madera resbaladizo en el que uno terminó cayendo. Es lo que tiene dar cera al que juega en casa: tiene al público y a las herramientas a su favor.

Alejandro Menéndez | @alejandro_menmo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s