Cómo sobrevivir al verano

Odio el verano. De verdad. Es la época del año que más odio, y con diferencia. Fíjense si odio tanto el verano, que nací a finales del verano, para así no tener que soportar uno más de la cuenta. La verdad es que no sé muy bien a qué se debe este odio singular a la época del año favorita de (casi) todo el mundo.

No soporto ir a la playa, acudo por cortesía de vez en cuando, y por socializar con mis amigos, para seguir pareciendo una persona normal. Pero no hay nada mejor que una ciudad rodeada de tierra por cada uno de sus lados, nada de arena y agua. Edificios altos y calor en el asfalto. Aunque tampoco soy de temperaturas extremas (lo que en Asturias equivale a más de 25ºC). Porque en invierno, si tienes calor, siempre te puedes quitar alguna de las capas que lleves, pero ¿y en verano? En verano llega un momento que te suda hasta el lazo del bikini que llevas, y eso no puede ser normal.

Calcetines con chanclas, piel roja, y gente sudando como si acabara de subir el Angliru (hoy voy a ser un poco Teira y voy a barrer para casa). Reconozcámoslo, el verano es lo más antiestético que existe. Todos somos más elegantes con un abrigo puesto.

(Foto: javiersanz.wordpress.com)
(Foto: javiersanz.wordpress.com)

Y ¿es cosa mía o en verano la calidad musical disminuye hasta límites insospechados? Casi prefiero volver a aquellos maravillosos noventa en los que Georgie Dann nos deleitaba con ese verso que a todos nos ponía la carne de gallina.

Hace unos meses leí que en una encuesta realizada a los ciudadanos estadounidenses sobre cuál era el momento más estresante del año para ellos contestaron que las vacaciones. Les doy toda la razón, no hay nada peor que no saber con qué rellenar tu tiempo libre. No hay nada peor que tener tiempo libre. Así que, tras años de infiernos soleados tirada en el sofá después de fiestas, viajes, playas, deportes al aire libre, y otras tantas actividades que uno realiza cuando tiene tiempo libre, decidí buscarme un trabajo. Algo que me mantuviera ocupada, que llenase los huecos vacíos que me quedaban al cansarme de los ritos que repetía cada verano.

Pensaba que, si me mantenía igual de activa que durante el invierno, cuando me diera cuenta septiembre ya estaría ahí y todo volvería a la normalidad. Qué más lejos de la realidad. Mi problema no es que tenga tiempo libre en verano, mi problema es el verano en sí. Así que, sabiendo esto, ¿qué hacer para sobrevivir a mi peor enemigo? Si fuera rica, estos meses me iría a pasarlos a algún país del hemisferio sur, que aunque cuenten con temperaturas elevadas, más que en Asturias (¡quién lo diría!), mi cerebro viviría feliz en ese “falso invierno”. También tengo la posibilidad de mudarme un poco más al norte, ahí donde hace frío sea la época del año que sea (y eso que en el norte no nos podemos quejar).

El verano nunca trae nada bueno para mí, pero mientras ambos sigamos aquí, tendremos que aguantarnos mutuamente. Como se suele decir, si no puedes con tu enemigo, únete a él. Sobre todo cuando tu enemigo lleva pisando la tierra más años que tú. Así que hasta que no inventen un método para cargarse el verano y yo no pueda ser el Grinch que os robe a todos el verano, me dedicaré a arrancar las hojas del calendario, porque como dijo un gran sabio “Winter is coming”…

Miriam Villazón | @miriamvillazon

Anuncios

4 Comments

  1. ” Calcetines con chanclas, piel roja, y gente sudando como si acabara de subir el Angliru (hoy voy a ser un poco Teira y voy a barrer para casa). Reconozcámoslo, el verano es lo más antiestético que existe. Todos somos más elegantes con un abrigo puesto.”

    Muy de acuerdo. El verano, particularmente en España, es irritante y desagradable. El calor africano, la humedad, el cansancio, la deshidratación, tener que vestirse de manera andrajosa, la contaminación visual de las riadas de guiris…en fin, horrible.

    Me gusta

  2. " Calcetines con chanclas, piel roja, y gente sudando como si acabara de subir el Angliru (hoy voy a ser un poco Teira y voy a barrer para casa). Reconozcámoslo, el verano es lo más antiestético que existe. Todos somos más elegantes con un abrigo puesto."

    Muy de acuerdo. El verano, particularmente en España, es irritante y desagradable. El calor africano, la humedad, el cansancio, la deshidratación, tener que vestirse de manera andrajosa, la contaminación visual de las riadas de guiris…en fin, horrible.

    Me gusta

  3. Antiestetico? Con la de cuerpos esculturales que se ven en la playa. A algunos precisamente les encanta por eso. Y llevan todo el año preparándose para mostrar una buena estética en verano.

    Me gusta

  4. Antiestetico? Con la de cuerpos esculturales que se ven en la playa. A algunos precisamente les encanta por eso. Y llevan todo el año preparándose para mostrar una buena estética en verano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s