La parrilla del estío

Lo que era el refugio de los más hogareños en horas donde en la calle no somos bien recibidos, ha pasado a ser sin anestesia ni avisar, nuestro peor enemigo. ‘La caja tonta’, como la llama mi abuela hasta hartar, se ha convertido en un infierno sin salida para los que queremos encenderla sin escuchar a nadie que (nos) grite. No sé si es cosa de que en invierno la veo muy poco o nada, o es que esto sólo ocurre en verano.

Llega uno de golpe a sus vacaciones, adaptándose poco a poco a su nueva rutina, y le sueltan ese bofetón de tronistas, pretendientes, noticias absurdas, colaboradores, “economistas” (risas enlatadas) y tertulianos, en cuanto recorre mínimamente la programación. Y es que en verano -salvo que tengamos Mundial o evento deportivo de altitud- hay dos opciones: alquilar la televisión o dejarla apagada. Quizás tres, si contemplamos contratar televisión de pago. La variedad -por estadística y no con total seguridad- aumenta la probabilidad de encontrar algo apetecible.

Podemos hacer un repaso superficial, si tan incrédulos o escépticos seguís llegados a este punto: tras acabar el tricentésimo capítulo de Alerta Cobra -en el que el protagonista guapo ha vuelto a cambiar pero el enano sigue igual-, comienzan Las Mañanas de Pablo Iglesias -lo que antes del auge de Podemos se conocía como Las Mañanas de Cuatro-. Un primo hermano suyo en la Sexta; Al Rojo Vivo. En Telecinco, una tertulia parecida pero con distinto tema, menos (?) IQ y más tetas. Gente que va allí a quererse, dicen. Tras dos horas y pico disfrutando de tertulias del ‘y tú más’, los informativos. El parte -también mi abuela- con noticias del periodismo de ahora: en verano hace calor, los fichajes del Madrí, y las vacaciones de Guti. Durante la sobremesa, la zona más cruda en la que el calor no da tregua más allá de la sombra (o en ella), dos opciones: tres películas seguidas de Antena 3 en las que ya han secuestrado a 94 niñas en lo que va de año, o un Sálvame con la duración de un día polar. De ahí a más noticias de dudoso interés y menor calidad periodística. Más allá no interesa hacer zapping; el calor se ha ido y se puede salir a la calle. ¿Falta mucho para que vuelva el fútbol?

Mario Hidalgo | @SherlockBond_

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s