Claves para entender el conflicto palestino-israelí (Parte II)

Después de una primera parte en la que trataba los derechos legales de Israel en Cisjordania, centrémonos en el proceso de paz. Muchos sugieren que la presencia de Israel en Cisjordania, lo que algunas personas llaman “ocupación”, es la causa de la hostilidad palestina hacia Israel, y la razón por la que aún, a día de hoy no hay paz. Pero, ¿realmente esto es cierto? Si la presencia de Israel en Cisjordania es la causa del conflicto, esto significa que no había conflicto antes de 1967, cuando Israel no se encontraba en Cisjordania.

La OLP, la organización para la liberación de Palestina, fue creada en 1964 cuando la totalidad de Cisjordania y Gaza se encontraba en manos árabes, ¿por qué crear la OLP en 1964, cuando Israel no tenía presencia en Cisjordania y Gaza? ¿Por qué crear la OLP en 1964, cuando Israel no tenía presencia en Cisjordania y Gaza? ¿Que “Palestina” estaban liberando? El emblema de la OLP nos da la respuesta. La OLP fue creada para eliminar mediante la fuerza, todo el Estado de Israel del mapa del Medio Oriente. Este es un objetivo claramente establecido en su Carta fundacional. Este objetivo no era nuevo. La OLP estaba continuando con una larga tradición árabe de negación: NO a la autodeterminación nacional del pueblo judío, NO al reconocimiento de Israel y NO a la negociación con Israel.

En 1937, la Comisión Peel recomendó una división del territorio: un Estado judío y un Estado árabe. La porción árabe incluiría el 96% del territorio que la Liga de las Naciones había asignado originariamente, para la Patria Judía. Esto incluía mucho más que solamente Cisjordania. Sin embargo, en vez de aceptar a los judíos como socios para la paz, el líder palestino Haj Amin Al-Husseini dijo: “NO” y encontró un socio, con una misión muy parecida a la suya: Adolf Hitler.

123443_3

En 1947, la ONU recomendó el plan de Partición, el cual nuevamente ofrecía a los árabes mucho más que sólo Cisjordania. Los judíos lo aceptaron. Los árabes no. Israel estableció el Estado, pero desde aquel momento no ha tenido un solo día de paz, a pesar de que sus vecinos árabes controlan toda Cisjordania. Los árabes continuaron rechazando las negociaciones. Atacaron a Israel sin descanso, utilizando a Cisjordania como base de operaciones hasta que Israel la tomó – en una guerra de defensa propia- en 1967. Después de la guerra, la Liga árabe rechazó todo intento de paz. Continuaron eligiendo la fuerza a la negociación. Y en una cumbre realizada en la ciudad de Jartum, de nuevo se volvió a escuchar el NO a la paz con Israel, el NO al reconocimiento de Israel y el NO a las negociaciones con Israel.

En 1993, Israel y los palestinos firmaron los Acuerdos de Oslo. ¿Realmente los palestinos lo aceptaron? Eso pareció en un primer momento. Israel aceptó y  otorgó control territorial a un gobierno palestino, que a su vez, Israel ayudó a establecer. Pero, a pesar de firmar acuerdos, las acciones palestinas decían todo lo contrario. Durante los cinco años siguientes Israel sufrió un aumento significativo de ataques terroristas que mataron a cientos de israelíes.

En el año 2000, el Primer Ministro Israelí, Barak ofreció a los palestinos el 93% de Cisjordania. Nuevamente, la respuesta fue un NO y trajo consigo un aumento del terrorismo. En 2005, Israel se retira de la franja de Gaza, desarraigando 8500 ciudadanos israelíes con la esperanza de fomentar la paz. Esta vez aumentaron los ataques con misiles desde Gaza contra la población civil Israelí. En 2008, hubo un nuevo intento Israelí de decir SI a la paz. El Primer Ministro Olmert aceptó casi todas las demandas palestinas, incluyendo el traspaso de casi el 100% de Cisjordania, con intercambios menores de territorio. Los palestinos nuevamente lo rechazaron.

Actualmente la OLP está formada por facciones que son consideradas terroristas a nivel internacional por la Unión Europea, Japón, EE.UU., Canadá, así como Australia. Otro tanto con Hamás. Apoyan la lucha armada y los ataques suicidas contra civiles como medio para lograr sus objetivos. A lo largo de su historia, Hamás ha recibido apoyo económico de muchas partes, incluyendo a jeques petroleros del Golfo y a gobiernos como el de Irán, Arabia Saudí o Siria. También otros gobiernos, como el de Venezuela o el de Cuba, han sido acusados de prestarle apoyo. Es importante, tener en cuenta que Hamás no tomó parte en la vida política de la ANP –Autoridad Nacional Palestina –  desde su formación en 1994 hasta 2006. La reacción de Fatah (una de las facciones de la OLP) a su derrota en las elecciones en enero de 2006; fue el rechazo de la oferta por Hamás para formar un gobierno de unidad nacional. Desde aquel rechazo, militantes de Fatah y Hamás lucharon muchas veces en las calles de la Franja de Gaza. A principios del 2007 se intensificaron los enfrentamientos armados entre ambos bandos que resultaron en decenas de muertos y secuestrados de ambos bandos.

Por otro lado, la comunidad internacional se negó, desde la victoria electoral de Hamás en las elecciones palestinas del 2006, a prestar ayuda financiera o reconocimiento legítimo al gobierno de Hamás, debido a que esta organización se niega, hasta el momento, a aceptar los tres puntos básicos exigidos por la ONU para avanzar en el proceso de paz: el reconocimiento del derecho de Israel a existir, renunciar a la violencia terrorista y aceptar los Acuerdos de Oslo.

¿Qué podemos concluir de todo esto? El conflicto no fue causado por la presencia Israelí en Cisjordania. La causa real del conflicto continúa siendo hasta hoy la larga historia árabe de decir “NO”. Líderes políticos y religiosos continuamente promueven la destrucción de Israel. Israel ha intentado negociar durante décadas, y lo ha probado con la firma de acuerdos de paz. ¿Qué pasará? ¿Cómo se logrará alcanzar la paz? Evidentemente es necesaria la buena voluntad, el reconocimiento mutuo del derecho a la autodeterminación y compromisos reales de ambas partes y renunciar a la violencia.

Tampoco ayuda la manipulación de los medios de comunicación estos días. Os pongo un ejemplo: “Israel rompe la tregua tras el lanzamiento de 25 cohetes palestinos”. Palestina a pesar de violar el alto al fuego con esa acción, los medios culpan a Israel de romper la tregua. ¿Periodismo independiente y de calidad? Que cada uno saque sus conclusiones.

Ana Alba Segura | @misschejov

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s