El fin del Requerimiento

La Selección Española de fútbol tuvo una gran época de resultados y conquistas pero sólo se jugó de manera atractiva en 2008. Lo demás fue aburrido y ganado por inercia.  Prefiero verme Sátántangó de Béla Tarr dos veces antes que repasarme aquellos partidos.

En ese intervalo de tiempo, Xavi Hernández se metió en el papel de Palacios Rubios y elaboró el Requerimiento de la Selección. El bueno de Rubios en el 1512 elaboró un documento que legitimaba la Conquista y justificaba la guerra contra el indígena si no se aceptaba el dominio universal del Papa ni la supremacía de la Corona española. Era un «con nosotros o te hacemos la guerra, que lo tuyo no vale. Aquí vale la Cruz esta tan bonita que traemos». Y así operó el Xavismo bajo el signo de la Roja. Todo aquel equipo que no jugaba como el Requerimiento de la Roja mandaba, era ilegitimo, fuera de la ortodoxia del fútbol, infieles maltratando el signo del balón.

Los jugadores españoles desolados tras la derrota ante Chile. (Foto: zetaestaticos.com)
Los jugadores españoles desolados tras la derrota ante Chile. (Foto: zetaestaticos.com)

El Requerimiento se leía en cada Conquista producida en América. Los indígenas escuchaban sin entender nada. Aquí hemos visto como cada triunfo de la Selección venía acompañado de una serie ideológica de normas por las cuales ese triunfo se había producido. Era todo muy 1512 la verdad. Lo único válido era lo que la Roja hacía. En cierta ocasión Atahualpa, gobernante del Imperio Inca, tiró la Biblia al suelo mientras se le leía el Requerimiento. Ni que decir tiene que fue directo al garrote vil. Aquí, en el siglo XXI, algún que otro ha osado levantar la voz contra el Requerimiento de la Selección y, como las bases del documento establecen, se le ha hecho la Justa Guerra por no aceptarlo.

Así hemos visto las persecuciones ideológicas propias de otros siglos a Mourinho, a Maradona y demás enemigos de la Legitimidad de Nuestro Santo Sistema de Tiki -Taka. Un sistema que «tanto nos ha dado» y sí, también el Requerimiento nos dio muchas posesiones (qué curioso paralelismo).

El fútbol es un arte y de eso no tengo la menor duda. Como arte, hay muchas formas de representarlo. Al igual que la música o la pintura. Hay gente que es más del surrealismo de Dalí que del Tenebrismo de Caravaggio. Ninguno es mejor ni peor que otro. Ambos son dos estilos, dos ramas del mismo árbol. Ninguno excluye al otro. Ninguno tiene más legitimidad que otro.

El periodo más glorioso de la Selección Española ha sido, a la vez, el más negro ideológicamente. Hemos sacado a pasear la caspa intrínseca de nuestro país. El «esto es lo nuestro, lo que nos hace ganar y lo tuyo no vale o es inferior». Por eso el mundo del fútbol, la otra noche, celebró tanto la debacle española. Porque no hemos sabido canalizar nuestro estilo ganador, no hemos sabido renovarlo, porque hemos menospreciado otros estilos, porque hemos sido pedantes.

La historia nos ha mostrado como colapsó la URSS. En el politburó soviético, a finales de los años ’80, la edad media de sus miembros era sin exagerar cercana a los ’80 años. Frescura y enfoque renovador cero. Abismo asegurado. La historia del fútbol nos ha enseñado que una Francia que venía de ganar Mundial ’98 y Eurocopa 2000 se la pegó en Corea y Japón 2002 en primera fase por no renovarse. La historia del futbol nos ha enseñado que una Italia que venía de ganar Mundial 2006 se la pegó en Sudáfrica 2010 en primera fase por no renovarse. «Es difícil cambiar cuando se gana» ha dicho recientemente el diabólico Mourinho, caracterizado por la prensa del régimen como público enemigo de nuestro estilo. Vomitivo dogma. Mentes caladas. Tenéis lo que merecéis, periodistas con la copa del mundo en el avatar. Todos sabéis quienes son.

Esta Selección gloriosa, en sus inicios, se miró en el espejo de FC Barcelona glorioso. Sin embargo, en Brasil 2014, no ha sabido mirarse en el espejo de los dos finalistas de Champions. No ha mirado en la mezcla de estilos del Real Madrid de Carlo Ancelotti. Ese toque cuando hace falta integrado en una verticalidad en su juego cuando la situación lo requiere. No ha sabido mirarse en la intensidad del Atlético del Cholo Simeone.

Vicente Del Bosque se limitó a convocar a su vieja guardia, a «los que nos han clasificado» y a pagar regalías por los servicios prestados. Convocatoria premial y encima se nos pide que le aplaudamos por fracasar, que nos ha dado mucho antes. Pues mire usted no. Porque había potencial en el país para haber hecho mucho más. Porque la intensidad del Atlético estaba representada en Koke, Raúl García y Gabi, porque la mezcla de estilos te la daba Isco, Navas y Llorente. Porque no te ha dado la gana Vicente. Y desde los tribunales de propaganda se nos insta a aplaudirte y a rememorar viejas gestas. Se nos muestra a Mourinho, Maradona, Xabi Alonso como prófugos del dogma y objetivos para tapar el ridículo del seleccionador y su ‘Vieja Guardia’. Basta.

Eduardo Vargas, rompiendo el celofán. (Foto: perumagiayencanto.com)
Eduardo Vargas, rompiendo el celofán. (Foto: perumagiayencanto.com)

Escribo este artículo con The End de The Doors en la cabeza, no me pasaba eso desde aquel examen de Contemporánea en el cual el himno de la URSS se mezclaba entre mis conceptos. Tengo que decir que es un tema The End que le viene genial a esta Selección. «El fin de nuestros elaborados planes» dice Morrison en la mítica canción. El fin del elaborado ‘Requerimiento de la Roja’ que tanto daño ha hecho a esos equipos que simplemente jugaban como mejor sabían o como podían.

Xavi Hernández se pasó 4 años vestido de Palacios Rubios pero, sin embargo, Arturo Vidal con 90 minutos vestido de Atahualpa, les destrozó el Requerimiento estampándolo contra el suelo mientras el mundo miraba atento.

Andrés Martín | @AndrésRublvev

Anuncios

1 Comment

  1. Hola. He descubierto un poco tarde esta revista (os encontré cuando la reciente entrevista a Jabois) y aún más tarde este artículo. Me parece muy interesante la comparación con esa 'verdad incontestable' del Requerimiento, pero la veo excesiva. Como también creo exagerado decir que sólo en la Eurocopa 2008 la selección española jugó de manera atractiva. En el Mundial 2010 la Roja jugó un partido mucho más espectacular que cualquiera de la Euro 2008, y fue la semifinal contra Alemania. En la final contra Países Bajos no se pudo ver un buen juego, pero a ver quien puede practicar un fútbol vistoso ante un rival que más que fútbol hacía karate. Y en la Euro 2012 se jugó mal ante Croacia y a ratos contra Portugal, pero muy bien contra Italia y Francia. También recomiendo el partido contra Uruguay en la Confederaciones 2013.

    Dicho esto, estoy de acuerdo en que la renovación era necesaria, pero dudo que la revolución planteada por el autor del artículo (Koke, Raúl García, Gabi, Isco, Navas y Llorente) hubiera dado resultados mucho mejores en Brasil 2014. Quizá se hubiera evitado el ridículo de caer en primera fase, pero no creo que se hubieran superado los octavos de final.

    Por último, no es muy adecuado comparar los respectivos descensos a los infiernos de Francia, Italia y España. Los italianos no llegaron tan lejos como los franceses y éstos no llegaron tan lejos como los españoles. Ninguna selección ha conseguido lo que consiguió la España de Luis-Del Bosque. Ninguna. Debemos apreciar eso. Y disfrutarlo.

    Saludos

    PD: "Esta Selección gloriosa, en sus inicios, se miró en el espejo del FC Barcelona glorioso". Es falso. En junio de 2008 el Barça venía de hacer una temporada desastrosa, con sus jugadores pensando en cualquier cosa menos en el fútbol. En ese mes España ganó la Eurocopa, luego sería más apropiado decir que fue el posterior Barça de Guardiola el que se miró en el espejo de la selección española. Personalmente, creo que fue un aprendizaje mutuo: a la selección le vino bien el Barça de Guardiola y a éste le vino bien la selección.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s