Enséñame a pescar

Hay dos formas de solucionar los problemas de las personas. Una consiste en llenarles la boca con un fajo de billetes, y la otra es enseñarles a solucionar sus propios problemas por sí mismos. La vía seca es la primera. Una subvención. Una paguita. Te doy el dinero de los contribuyentes a cambio de tu silencio y tu voto. Es una vía sencilla para aplacar los problemas sociales y tremendamente efectiva. Tan bien ha funcionado, que se suele utilizar como arma electoral todos los años de elecciones. Yo prometo que a todo español, a todo ciudadano residente en España, le será otorgada una renta básica universal de 680€ mensuales. Yo prometo que le daremos una ayuda de 5000 millones de euros a las empresas para que contraten jóvenes y parados de larga duración. Y así con todo.

Marinador Highway Magazine

Cuando una sociedad pretende solucionar sus problemas con dinero, apaga un fuego con gasolina. El dinero se convierte en la excusa para transformar el país. Somos el 99% pobre y venimos a apear a los ricos de sus tronos. La dialéctica burguesía-proletariado, 200 años después, pero sin Marx ni Engels. Vuelven los salvapatrias con los dineros de la deuda ilegítima y los impuestos de los ricos. El dinero no soluciona los problemas. El pobre, una vez retiradas las ayudas, seguirá siendo pobre. Las ayudas no te hacen competitivo, las ayudas no te mantienen. Nadie se preocupa de algo que trasciende el vil metal. Todos conocemos el dicho aquel de «dame un pez y comeré un día, enséñame a pescar y comeremos durante años». Nadie se preocupa, insisto, de enseñar a pescar a los pobres, porque eso no da votos.

El ejemplo es típico, pero echemos un vistazo al continente africano. Durante años, Occidente, tratando de expiar sus pecados con la esclavitud, los recursos naturales y el colonialismo, regó de miles de millones de dólares a la cuna de la humanidad. Dinero que se quedaron las decenas de oligarcas, reyezuelos y corruptelas de debajo y encima del Sáhara. Dinero para tratar de salvar al continente olvidado del hambre, las guerras, la enfermedad y la pobreza. Solo valió para perpetuar en el poder a los dictadores. Lo que funcionó, al final, fue la iniciativa de emprendedores, que trataron de construir infraestructuras en algunos países africanos. Que abrieron escuelas. Que enseñaron técnicas de cultivo, profesiones y competitividad a la economía de países como Kenia, Etiopía, e incluso Somalia, que es un estado fallido.

Las propuestas de muchos partidos políticos en España consisten en regar a las personas con un dinero que no existe, condenando a la pobreza y la ayuda eterna a aquellos que lo necesitan, en vez de formarlos para realidad del mundo global. Un mundo global, en el que ya no se compite entre países, sino entre continentes enteros. Donde yo puedo dar servicio a un chaval de Nueva Delhi, donde este humilde artículo puede ser leído en México, Uruguay o Chile. Pero competición alude a derrotas y victorias. De ahí la aversión de algunos que creen que todos deben cruzar primero la línea de meta. Yo no creé el mundo, la chica guapa solo se la va a llevar uno, pero atacar individualmente reduce las posibilidades del grupo entero. Cooperar y competir. Lo que la vida lleva haciendo desde que existe. Ayudarse mutuamente y después, tratar de llegar primero.

Combatir la desigualdad con dinero es como una bolsa de snacks en la que solo el 30% del contenido de la bolsa es patata. Parece que está llena, pero cuando la abres te explota en la cara y te quedas con cara de circunstancia. La desigualdad no se combate llenando los bolsillos de tus contribuyentes con el dinero de otros. Se combate dándoles un empleo que les permita contribuir al interés general. Y solo se crean empleos solucionando problemas a los demás. Y siendo el mejor en solucionar dichos problemas.

Guillermo Gómez de Salazar | @rickwwayne

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s