Pedro Duque: «La humanidad se mueve por el ego. Si los gobiernos se enzarzan en una carrera espacial, tal vez podamos llegar a otros planetas»

Después de un uso poco eficiente y planificado del transporte público y sobre todo de preguntar mucho, atravesar rotondas, perfilar cunetas y avanzar por un lugar que, efectivamente, era todo campo, apareció la sede en España de la Agencia Espacial Europea, lugar especializado en Astronomía Espacial (ESAC, por sus siglas en inglés) que se encuentra en el término de Villanueva de la Cañada, a las afueras de la urbanización Villafranca del Castillo.

Allí estaba Pedro Duque (Madrid, 1963), el primer español en llegar al espacio. Pero antes de llegar a eso ha tenido que trabajar e investigar mucho. Desde que se licenciara en 1986 como Ingeniero Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid, no ha parado. Pasó por diversos proyectos e investigaciones donde fue ascendiendo y ganando importancia. Ha participado en cuatro viajes espaciales y ello le ha reportado una experiencia clave como especialista en la adaptación de experimentos para su realización en naves espaciales así como en la organización de las tareas y procedimientos para su operación tanto desde tierra como desde el espacio.

En 2006, después de muchos años trabajando para la ESA obtuvo una excedencia para integrarse dentro del ámbito privado. Fue presidente ejecutivo de la empresa Deimos Imaging, dedicada a la explotación de datos obtenidos por satélites de observación de la tierra. Así, el 29 de julio de 2009 el satélite Deimos-1 se convirtió en el primer satélite español de observación de la Tierra. A partir de 2011 retornó a la ESA, retomando su puesto de astronauta –que nunca abandonó- y lidera actualmente la Oficina de Operaciones de Vuelo, con responsabilidad en las actividades europeas en la Estación Espacial Internacional.

Ha recibido varios galardones y premios a lo largo de su carrera. Entre ellos, en octubre de 1999, el Príncipe de Asturias (junto con los astronautas Chiaki Mukai, John Glenn y Valery Polyakov) por representar la cooperación internacional en la exploración pacífica del espacio. También posee la Gran Cruz al Mérito Aeronáutico que le impuso el Rey Juan Carlos I ese mismo año. En 2011 recibió la medalla de la Federación Rusa Por los méritos en la exploración del Espacio. Y en 2013 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad Europea de Madrid.

De rostro afilado y mirada amable, mantiene las distancias. La mano la tiende firme y no duda en responder a todas las preguntas. Se explaya en aquellas en las que se sabe especialista. Su corbata rebosante de planetas le delata: pasión por el Universo.

¿Cómo ve la vida en la Tierra un astronauta?
La vida de un astronauta es casi toda en la Tierra menos unos pocos días, con lo cual no hay mucho que destacar, la verdad.

¿Podríamos decir que usted ha sido el español que ha llegado más alto?
(Ríe) Por ejemplo. Podría ser. Si contamos distancias dentro de la tierra, sí.

¿De qué le viene su afición a la aeronáutica?
Pues casi seguro, o mejor dicho, seguro, viene de mi padre, que trabajaba en la aeronáutica. Fue uno de los primeros controladores de tráfico aéreo de España y tenía muchos amigos dentro de la aeronáutica. En general tenía muchos amigos (ríe), como pilotos de aerolíneas y gente de ese mundo. En casa, además, siempre ha habido libros de aviones y hemos estado desde pequeños, mi hermano y yo, parcialmente en ese mundo. Y los dos trabajamos en ello ahora mismo.

Antes de llegar a ser astronauta ha tenido que pasar por distintas fases. Un período de tiempo en el que ha necesitado una continua preparación para llegar al espacio. Por tanto, ¿astronauta no se nace, se hace?
Claro, sí. Totalmente. Si que puede uno nacer con una buena predisposición de algún tipo, como para todo. Pero astronauta se hace y se hace con estudio. Además,  una vez que uno entra todavía queda mucho. Para adquirir la aptitud necesaria, la experiencia que te hace aportar en esa concreta labor. Todas esas cosas no vienes sabiéndolas. Es un poquito especial: debes ser a la persona de la que todo el mundo está pendiente, y sin embargo estar al servicio de los demás en la realización de las tareas. Es difícil encontrar analogía en algún campo que conjugue esos dos aspectos.

Pedro Duque Highway Magazine 2

¿Qué diferencia hay entre los experimentos que se realizan con y sin gravedad?
Los experimentos científicos que se realizan sin gravedad, o sin sentimiento de gravedad,  como se quiera llamar, tienen una serie de características diferentes que son las que hacen que sean útiles.
La gravedad, por ejemplo, hace que los fluidos se comporten de manera especial. Caen hacia abajo, por lo que hay que tenerlos en un recipiente. Esto hace que se puedan estudiar fácilmente ciertas cosas y otras no. En ausencia de gravedad, por ejemplo, no hay convección. Las cosas calientes no suben. Por lo que algunos experimentos de fluidos son imposibles de realizar en gravedad. Cuando necesitas una parte fría y caliente en el experimento pero no quieres que haya convección, es decir, que borboteen, habría que hacerlo en ingravidez.
Algunos elementos de sujeción no funcionan igual en absoluto. Por ejemplo, en las plantas, las raíces, buscan constantemente la verticalidad así como los troncos lo hacen con la verticalidad contraria. Cuando se tuercen tiene una cierta reacción que crean una madera distinta. Por lo que los experimentos de botánica en ingravidez dan resultados distintos, y la diferencia hace entender mejor a las plantas.
El cuerpo humano igual. La fisiología de los humanos se ve afectada. Las personas tenemos en una parte del cuerpo una presión y otra, otra diferente. Esto se debe a la presión hidrostática dentro del propio cuerpo que es todo agua. En ingravidez se comporta de manera totalmente diferente.

Después de mucho tiempo trabajando en instituciones públicas, dio el paso al ámbito privado. ¿Se nota la diferencia entre uno y otro ámbito o las cosas funcionan de igual manera?
No es ningún mito que las cosas funcionan diferente cuando uno tiene que dirigir un proyecto destinado a obtener rendimiento económico que cuando está en otro sufragado por fondos públicos, donde los objetivos son menos medibles. En lo privado hay una presión para la obtención de resultados, lo que es bueno para ganar experiencia, la gente crece en ese sentido. Considero que es bueno utilizar a aquellos que han estado sometidos a la presión de obtener resultados en lo privado para manejar también lo público.

¿Dan un uso más eficiente?
Son capaces de obtener más eficiencia, al entender que las cosas pueden hacerse de otra manera porque las han visto hacer de otra manera.

Claro. En ese proyecto privado en el que ha trabajado, se lanzó el primer satélite español de observación de la tierra. ¿Qué aplicaciones en la vida civil se pueden obtener con el uso del mismo?
Este tiene un gran ancho de campo visual, gracias a eso se pueden sacar imágenes de la tierra de manera frecuente. Es decir, un determinado punto de la tierra puede ser observado durante dos o tres días: se puede ver la evolución que ha tenido.
Está pensado para ver las plantas y la evolución en su crecimiento al tener sensores específicos que detectan la actividad de la clorofila, entre otros parámetros. Se aprecia de forma muy detallada la evolución del medio ambiente o cosechas del entorno.
Por ejemplo se pueden hacer observaciones sistemáticas de determinadas regiones o países y sacar un mapa de que se cultiva en todo el mundo. Esos estudios sistemáticos pueden dar lugar también a una base de datos en caso de que ocurra un desastre. Retrotraerse a las ocasiones anteriores y analizar el efecto. Porque normalmente uno tiene una sequía y piensa que eso está muy mal pero ¿con respecto a qué? Esto es importantísimo.

Pedro Duque Highway Magazine

¿Qué hace falta para que el sistema GPS sea desbancado por Galileo*? *(Galileo es un sistema de navegación global desarrollado por la Unión Europea).
No creo que ocurra nunca. Lo que el sistema Galileo trae son aplicaciones nuevas que el GPS no puede realizar. Pero las que podemos hacer con GPS las seguiremos haciendo con GPS.
La característica fundamental de Galileo, y que lo distingue, es su fiabilidad. Uno se podrá encontrar su posición con Galileo y obtener una serie de parámetros que digan como de buena es esa posición. No como el GPS que cuando funciona, funciona y cuando no, uno no sabe si está funcionando. Digamos que esa es la diferencia.
En aeronaves, el control de su movimiento, a través de GPS se puede hacer, pero ha de estar apoyado con otros datos.

Según he leído los aviones van a su destino de una posición a otra, de faro a faro.
Sí, así esta regulado el espacio aéreo. Uno tiene que ir de una estación de tierra a otra.
Con Galileo, si todo va bien, podríamos enviar a los aviones por rutas que no necesariamente utilicen ayudas en tierra. Y por tanto podríamos hacer un uso más eficiente del espacio aéreo.

Siempre se ha comentado que cuando los aeronautas ven la tierra desde el espacio desaparecen, digamos, las banderas. Se tiene una consciencia de ser ciudadano de la Tierra más que de un país en concreto. ¿A usted le ha sucedido?
Bueno sí, esta claro que darle la vuelta a la tierra en 90 minutos hace que uno la vea como un todo en sí y no se plantea considerar un trozo que tarda 10 minutos en sobrevolarlo. Es decir, ves la Tierra como uno solo. Como un todo.
También se puede uno abstraer e imaginárselo desde aquí. Puedes llegar a esa conclusión sin ir al espacio. (Ríe)
Lo que pasa que si lo haces con perspectiva ocurre de forma natural. Es más fácil al no suponer ese esfuerzo de abstracción. El problema es que es imposible llevar al espacio a todos las personas que tengan que tomar decisiones sobre la extensión de los nacionalismos y esas cosas. Mejor sería hacerles presentaciones y que lo vieran en foto, porque si no es algo complicado.

¿Es la radiación la culpable de que la conquista espacial se haya estancado?
No, no se ha estancado. Los presupuestos bajaron mucho cuando se alcanzó el objetivo de ir a la Luna.

Me refiero al hecho de que se podría avanzar mucho más en ello si se pudiera evitar que los astronautas recibieran grandes cantidades de radiación.
Sí, eso es algo muy importante que habría que resolver y que todavía no está del todo resuelto. En casos en los que las tripulaciones tuvieran que viajar mucho tiempo fuera de la influencia de la Tierra. Tendría que hacerse y es uno de los retos más importantes de abordar. Aunque no es el único, desde luego. Una de las cosas que hay que inventar es poder recargar el depósito de combustible en el planeta al que vallas. Eso es importante porque si tienes que cargar todo el combustible, para el viaje de ida y de vuelta no salen las cuentas del tamaño de los cohetes. Tendría que tener un cohete infinitamente grande para impulsar una nave infinitamente pequeña en comparación. Eso es una cosa que hay que resolver. La radiación es uno de los puntos fundamentales, aunque no el único.

FOTO

¿Lo dejaría todo para viajar por el espacio y descubrir cosas hasta que el cuerpo aguante?
No sé como se podría hacer pero en el caso de que sí, cruzar el espacio como quien viaja por Gredos, sí, claro, vale, pero lo veo tan complicado que no me lo imagino.

¿Está sobrevalorada la existencia de vida en el espacio?
La existencia de vida fuera de nuestro planeta me parece que es una de las preguntas fundamentales de la humanidad. Es importante entender como fue la evolución del universo pero también me parece más importante saber si hay gente como nosotros por ahí a la espera de que les contactemos. No me parece que sea un tema baladí en absoluto. Es un problema básico y fundamental de la humanidad.

Y según su opinión, ¿puede que esté en Marte la clave para entender porqué estamos aquí o porqué ha evolucionado la vida de esta manera en la Tierra?
(Se lo piensa) Podría ser. Sí. Está claro que Marte y la Tierra han evolucionado juntos cierta parte de su historia primigenia y, por lo tanto, podríamos encontrar en Marte cosas que nos explicaran mejor si podemos imaginar que la vida es un fenómeno común o si debemos pensar que quizás no lo es y que se da poco en el universo.
Si se ha dado en Marte, y supongamos que encontramos allí algo de vida presente o pasada, y sus principios de funcionamiento fueran diferentes, entonces sí deberíamos concluir que en todas partes del universo, casi seguro, que la hay. Y lo contrario no es cierto. Si en Marte no encontramos vida no quiere decir que en otros lugares no exista.

El proyecto Mars One liderado por una empresa privada quiere mandar personas a Marte en un viaje sin retorno, donde hay una aspirante española, y hacer un reality show. ¿Cree que esto será posible?
El hecho de financiarlo con los ingresos de un reality hecho en la Tierra está bien pero tampoco hace que el desarrollo de tecnología necesaria para ello sea más fácil de adquirir. Habrá que tener una serie de ingresos bastante altos. Se podría  financiar de otra manera, pero no sé de momento cómo. Yo no he entendido muy bien si los ingresos de esos programas y esas operaciones de relaciones públicas serán suficientes para construir los aparatos necesarios. No lo sé. A lo mejor sí. No sé que tipo de dinero se mueve en eso.

Supongo que llevar personas a Marte no debe ser asumible ni tan siquiera para instituciones financiadas con dinero público como pueden ser la ESA o la NASA.
Claro. Requiere unos desarrollos de cosas que no existen ahora. Pero se sabe en que línea irían. Existe una gente que ha pensado como debería ser. Pero no se les han dicho que sigan trabajando en ello hasta hacerlo realidad, porque no hay presupuesto suficiente. Se han hecho unos estudios que indican como lo haríamos. Se necesitan cientos de miles de millones de horas de trabajo de ingenieros para ponerlo en punto. Luego hay que enviar naves espaciales no tripuladas primero de prueba, a ver si todo esto realmente funciona, porque tampoco vas a mandar a nadie a que la palme de mala manera. Supone una serie de gastos porque son horas de trabajo de gente. Y no sé. Aunque se financie con un programa de televisión la industria hay que pagarla.

¿Cuál será el siguiente país en pisar la Luna?
No está fácil de saber. Perfectamente podría ser China, ellos tienen un proyecto real y con financiación. Mi reflexión se la han hecho también los líderes de Estados Unidos y Rusia, y están ahora pensando si realmente lo deben o no permitir.

Pasando a un ámbito más cercano. ¿Qué ocurre con nuestro I+D para que desde España se puedan desarrollar estudios que miren hacia el espacio? ¿Hay suficientes?
Ha habido un crecimiento importante durante casi 6 o 7 años o una década en total, en la época de crecimiento a finales de los ’80 y principios de los ’90. Luego, otra vez, durante los años anteriores a la crisis se desarrolló una industria española que es capaz de hacer una buena parte de lo necesario para la conquista del espacio y ser un contribuyente importante para los desarrollos tecnológicos de la ESA.
¿Qué es lo que pasa? Cuando se trata de hacer desarrollos que funcionan en los mercados normales la industria española tiene una posición bastante defendible en ciertos nichos tecnológicos. Si son financiados con fondos públicos del país al ser de investigación básica, como telescopios de ciencia por ejemplo, en las cosas concretamente que hace la ESA se está muy a expensas de cuanto es la parte que España pone para el desarrollo de estos proyectos. Eso a veces va mejor o a veces peor.
Sí que se puede, se tiene la capacidad. La industria lo da y las universidades sacan buena gente. Cuando se les da la oportunidad son capaces de salir al mercado pero hay unas áreas específicas que al principio, hablamos de los desarrollos, requieren fondos públicos y ahí es donde falla.

¿Es la corrupción nuestro Big Bang?
Bueno, tampoco… Con lo que hay por ahí en otros países tampoco es para tanto.
Pero sí es verdad que es lo que crea el problema de que los ciudadanos dejen de creer en la gente que les dirige. Mientras sigan ocurriendo estas cosas será más difícil para nuestros dirigentes llevar a los ciudadanos al sitio donde deberían ir. Las políticas de estado para el  desarrollo y la investigación son difíciles de hacer entender a la población, y estos deben fiarse de donde les el político pone su dinero, el de todos.

Para terminar, volviendo a los planetas, es interesante analizar los datos que ha arrojado Kepler*, así como la serie de proyectos posteriores que existen para analizar los mismos. A falta de confirmar las sospechas, ¿permite la estadística afirmar que hay vida en otros planetas? *(Kepler es un telescopio de la NASA encargado de encontrar planetas fijándose en una concreta y profunda zona del espacio).
Con una seguridad bastante alta hay muchos más planetas que estrellas. Esto ya está afirmado de forma estadística a través de un muestreo bastante amplio de las estrellas y sus tipos. No ha habido casi ninguna en que no se hayan encontrado planetas. Es una verdad aceptada. Al haber tantas estrellas, de planetas tenemos cantidades inmensas. Malo será que no haya uno igual al nuestro, o a lo mejor hay un millón completamente iguales desde el punto de vista de la cantidad de agua, temperatura, inclinación del eje, etcétera. Tanto planeta hay que, si la vida es un fenómeno que supone una evolución normal y natural de ciertas condiciones, está empezando a parecer que sí hay en otros sitios. Pero hay que encontrarla.
En cuanto a las misiones posteriores a Kepler, estas podrán establecer de forma fiable los espectros de las atmósferas, por lo que dentro de 10 años es plausible que tengamos datos concretos de planetas que se parecen mucho al nuestro y es posible que haya aspectos circunstanciales que digan que ciertos de los parámetros son solo compatibles con la vida.

¿Qué puede suponer eso para la clase política mundial?
¿A qué les va a llevar eso a los políticos? Pues no lo sé, a unos desarrollos tecnológicos de mayor magnitud y complejidad que los de Marte. Lo mismo lo hacemos. Si lo consideramos una carrera… La humanidad es así. Se mueve por el ego. Si conseguís los periodistas de unos países y otros enzarzar a los gobiernos en una carrera a lo mejor sí conseguimos avanzar en la tecnología para llegar hasta esos planetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s