El primer gran triunfo

Cinco meses, más de una treintena de redactores y un centenar de artículos, que se dice pronto. Sí, ha leído bien, nada menos que cien artículos en su querida Highway Magazine, y se lo escribo tan agradecido como entusiasmado, pues parece que llevemos ya poco más de un siglo a nuestras espaldas.

Tal vez usted, aunque lector asiduo del magacín, no sepa que su querida Jáigüei –como la han rebautizado nuestros lectores en las redes sociales- nació un día soleado entre ajetreo, discusiones y una carretera; tal vez, lector, eso sea lo que menos le preocupa. Y es que la Jáigüei ha superado todas las barreras que allá por septiembre de 2013 nos trazamos. Quisimos siempre no sesgar opiniones ni censurar ningún artículo y es algo que, orgulloso, puedo decir que hemos cumplido con gratitud. Porque, permítanme el comentario, los que estamos en la sombra también tenemos opiniones -¡faltaría más!- y no por ello nos atrevemos a decidir lo que usted debe opinar.

Cinco meses de vida y la crisis, que no sabemos si se va o si se queda, parece más gallega que cuando comenzamos. Cinco meses en los que vivimos CrimeasGarcías Marquez Juan Carlos, y en los que no podría estar más orgulloso de todo lo que aquí se ha publicado.

Mi voz jamás sonará como la de Marilyn cantando Happy Birthday  y tampoco podremos celebrarlo entre patatas fritas, coca-colas y sándwiches de nocilla. Cuando tengamos gran sede, guardaré esta entrada como el primer gran triunfo que conseguimos y tal vez a usted, lector, le deje indiferente. Cien entradas no son muchas, pero a los que luchamos cada día por llevar esta revista adelante, nos sirve para mirar un poco hacia atrás de vez en cuando, y ver que al fin no nos tambaleamos. Guardaré esta entrada como el primer gran triunfo que conseguimos y, tal vez, tras otros cinco meses y un centenar de artículos, le podamos devolver a más de una treintena de redactores todo el tiempo que nos han dedicado.

Darío Losada | @SrDourado

Anuncios

4 Comments

  1. Mi primer gran triunfo fue cuando logré ser protagonista de la función fin de curso junto a la chica que a todos encandilaba. Debía de ser último de preescolar, y luego lo celebramos follando en el centro de la plaza del pueblo.

    Me gusta

  2. Mi primer gran triunfo fue cuando logré ser protagonista de la función fin de curso junto a la chica que a todos encandilaba. Debía de ser último de preescolar, y luego lo celebramos follando en el centro de la plaza del pueblo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s