Podemos ser muy inteligentes

Cada vez que uno de nuestros políticos insulta a Podemos, este partido, movimiento, o como quiera denominarse a sí mismo obtiene diez votos más. Lo crean o no, no siento un particular odio por las propuestas que propone este partido político, si bien no me gustaría vivir en un país que las pusiese a cabo. Todo lo que he oído contra Podemos es bilis, miedo y odio, no he escuchado todavía argumentos sólidos contra esta plataforma de ciudadanos. Podemos es la materialización del sueño aquel que se vivió en la Puerta del Sol, esta vez con un programa político bien construido, y sobre todo, con inteligencia detrás. Quizá una inteligencia malévola, pero inteligente, al fin y al cabo. Nadie puede tachar a gente como Iglesias, Monedero o Errejón de idiotas. Tienen entre los tres bastantes más lecturas que muchos políticos de la plana mayor que gobierna este país, y en muchas de sus aseveraciones, albergan bastante razón. Es un hecho objetivo que las grandes empresas controlan este país –crony capitalism-, lo que los liberales clásicos llevamos criticando años, pero que al final se devela como inevitable. Critican también esa distancia que existe entre la política y el ciudadano –me remito a las pruebas, para ver esa distancia solo hay que ver la nueva reforma de los parquímetros en Madrid, hecha para gente que se mueve en limusina- y luego, plantean un programa de máximos, un programa a sabiendas irrealizable, correspondiente a la ortodoxia progresista de tout-la-vie.

Foto: publico.es
Foto: publico.es

Podemos quiere dotar de un sueldo, lo que se conoce como una renta básica universal, de aproximadamente 8000€ anuales por cabeza, a todo hijo de vecino. Impagar la deuda ilegítima –sí, la deuda del rescate de las cajas públicas, aquí en España nadie ha tenido que rescatar bancos privados, pero esto no se dice-, entre otras burradas económicas del nivel ortodoxia de izquierdas. Un programa de izquierdas. Decía Joan Tubau que cuando las cosas vienen mal dadas, la derecha le echa la culpa de todo a los inmigrantes, y la izquierda la emprende con las matemáticas. Y es que el programa de Podemos es irrealizable en un país como España. Ojalá en España pudiésemos otorgar un sueldo de 8000€ euros anuales a cada persona. Pero imagínense ustedes una cohorte de gente conformista que se contenta con obtener 600€ al mes. No diría que fomentase la vagancia, pero comprendan que si el Estado reparte 600€ al mes por ciudadano a partir de los 18 años, dicha redistribución económica se debe llevar a cabo de algún modo. Y el modo que propone Podemos es un IVA del 35%, entre otras medidas. IVA para productos “de lujo”. En España existen tres IVAs, el superreducido, el del pan y alimentos básicos, el reducido, libros, revistas, etc, y el normal, el que cualquier otro producto que no entra en esa escala lleva, que es el del cacareado 21%. Bueno, imaginen ustedes subir ese IVA al 35%. Si se ha criticado al gobierno por subir el IVA cuatro puntos, imaginen 14. Una de las ideas de Podemos sobre el IRPF va en línea con las ideas de Piketty, es decir, un IRPF del 80%, confiscación pura y dura para mantener el estado del bienestar. Significa que la clase media, lo que constituía el grueso de una sociedad avanzada, tendrá que sostener a la clase baja, y la clase alta, tendrá que hacer un Depardieu.

Un país no se mide por la cantidad de ricos que tiene, sino por la cantidad de personas de clase media que posee. Es la clase media la que vertebra un país. Un país que no tiene clase media, por mucho que se empeñen, es un país pobre, porque probablemente tenga una mayoría de pobres, y una inmensa minoría de ricos. Es a lo que España está tendiendo. La clase media vota centro, porque no quiere ser pobre, y tampoco quiere ser multimillonaria, sino vivir bien. La clase baja vota ideas extremas, no porque tenga un menor nivel cultural –ya no- sino porque tiene poco o bastante poco que perder, constituirá una mayoría en no demasiado tiempo, y el rédito electoral que puede otorgar es grande. Las propuestas de Podemos no se dirigen a la clase media –que horrorizada, contempla su programa con desdén, pero no vota- sino al incipiente lumpen que está resurgiendo en España como resultado de años de políticas de negación de la realidad: personas en paro durante años, jóvenes sin posibilidad de independencia económica con titulaciones universitarias, familias empobrecidas, esos son los votantes de Podemos.

¿Puede un país en el que el salario medio es de 1.700€ mensuales en sus provincias más ricas permitirse una plétora de medidas grandilocuentes destinadas a la salvación del mismo? ¿Puede España, sin un modelo productivo o varios modelos productivos que generen empleo, permitirse el lujo de impagar un rescate económico por su “ilegitimidad”? ¿Puede también este país permitirse el lujo de acometer nacionalizaciones de empresas que tienen un valor de aproximadamente el 30% del PIB nominal? El problema es que estas preguntas no importan al que lleva 4 años en paro con tres críos. El problema es que esa persona está ya harta de promesas, razones y previsiones de mejora. Si la plana mayor de los dos grandes partidos políticos de este país no desea que acabemos gobernados por Iglesias y su quinta, lo que deben de hacer es encontrar una forma de producir algo que el mundo necesite, que España necesite, y en la que seamos los mejores en producir. No es tan fácil hacerlo como decirlo, pero si hemos sido los mejores en servir mesas a guiris y pegar ladrillos, podremos también ser los mejores en muchos otros campos a los que decidimos no prestar atención en su día. Solo así, y no con insultos y palabrería barata se vence a movimientos como Podemos. Porque al final, cuando lleguen al poder y cumplan lo prometido, algunos se llevarán las manos a la cabeza y dirán: “cómo pudimos permitirlo”.

Guillermo Gómez de Salazar | @rickwwayne

Anuncios

4 Comments

  1. Creo que tanta descalificación a Podemos por parte del PP está perfectamente estudiada y concertada desde los órganos del partido.
    El voto a Podemos hará que el voto de izquierdas se divida aún más de lo que ya está, y descalificando el PP a Podemos le hace publicidad, lo que movilizará al electorado de izdas hacia esta fuerza. De paso, arenga a sus votantes a la participación, a que salgan de sus casas el día de las elecciones, para evitar la subida al poder del partido de Pablo Iglesias, haciendo olvidar su incumplimiento sistemático del programa en pos de un bien mayor, a saber, que Podemos no gobierne.
    Me parece una actitud muy inteligente la que está tomando el PP, independientemente de que me pueda gustar más o menos.
    Saludos.

    Me gusta

  2. Hoy por hoy Podemos propone soluciones simples a problemas complejos, eso es populismo (lo mismo hace el independentismo catalán). Y hemos de reconocer también que es muy fácil aferrarse a eso, todo el mundo quiere vivir en el pueblo de la piruleta en la calle de la gominola. Eso es un bálsamo contra la ansiedad, la gente prefiere que le mientan. Prefieren pensar que no hay crisis, pensar que Podemos solucionará solucionará todos los problemas de la sociedad de forma rápida y sencilla, o que la independencia de Cataluña traerá riqueza y prosperidad. Pero no es verdad. Y la realidad cuando llega golpe duramente, y el problema es que cuando la consciencia colectiva se despierta y ve que todo eso era una mentira, todo duele más, se ha perdido mucho tiempo valioso y puede no haber vuelta atrás.

    Me gusta

  3. Hoy por hoy Podemos propone soluciones simples a problemas complejos, eso es populismo (lo mismo hace el independentismo catalán). Y hemos de reconocer también que es muy fácil aferrarse a eso, todo el mundo quiere vivir en el pueblo de la piruleta en la calle de la gominola. Eso es un bálsamo contra la ansiedad, la gente prefiere que le mientan. Prefieren pensar que no hay crisis, pensar que Podemos solucionará solucionará todos los problemas de la sociedad de forma rápida y sencilla, o que la independencia de Cataluña traerá riqueza y prosperidad. Pero no es verdad. Y la realidad cuando llega golpe duramente, y el problema es que cuando la consciencia colectiva se despierta y ve que todo eso era una mentira, todo duele más, se ha perdido mucho tiempo valioso y puede no haber vuelta atrás.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s