Gol

Lavar el pulpo para quitarle el limo que trae. Mazarlo para que ablande. Poner el agua a hervir con la cebolla en una cacerola (mejor de cobre y puede suprimirse la cebolla entonces), cuando rompa a hervir introducir el pulpo en la cazuela y levantarlo dos o tres veces, volviéndolo a meter. Dejarlo cocer durante cuarenta y cinco minutos, pincharlo y si está blando retirarlo del fuego. Cuando se vaya a servir, después de haberlo dejado reposar unos quince minutos, quitarlo de la cazuela y cortar en trozos no muy gruesos con tijeras. Sazonar con sal y aceite y espolvorear de pimentón (la cantidad puede variar según lo picante que se desee).

Siete días para el recuerdo. Dos espléndidas piezas del Real. La primera, unas coplas enrevesadas, dignas del mejor conceptismo. Tan barrocos y oscuros fueron sus ingenios que, ya en terreno enemigo, bastó unas ligeras liras garcilasianas para humillar a uno de los grandes enemigos de la historia merengue. Porque Garcilaso, que escribía como un flojo, fue destacado militar. No hay mejor espejo para este Real de apariencia distraída y violencia inusitada.

 El torero Belmonte, Pérez de Ayala y los arosanos Camba y Valle-Inclán. En Madrid, sexta provincia y capital administrativa gallega.
El torero Belmonte, Pérez de Ayala y los arosanos Camba y Valle-Inclán. En Madrid, sexta provincia y capital administrativa gallega.

En el hueco entre ambas batallas aproveché para paladear, por primera vez, el Maratón de Madrid, y para ver un delicioso reportaje sobre David Cal. Concretamente, sobre los casi cuatro años que se pegará en Brasil el de Cangas, mayor medallista de la historia del deporte español y, muy probablemente, también del gallego. En Galicia no nos andamos con caralladas. Somos muy tremendos. Si tenemos que irnos de casa, con ese mosqueo cuatridimensional que los más lilas llaman morriña, sacamos el único Balón de Oro del fútbol patrio, asaltamos Moncloa con un Montecristo y el Marca como únicas armas o nos pegamos casi cuatro décadas con la lucecita de El Pardo encendida. Ya lo dijera Camba, tal y como cita Jabois en Irse a Madrid«En Galicia se admite el que uno sea original, pero no hasta el punto de irse a Madrid para no volver de ministro.». En el caso de Cal, hasta que no le salga mar a Madrid se conforma con reinar en São Paulo.

Cuatro años, cuatro, se va a meter entre pecho y espalda sitio tiene, no cabe duda- por meter otra medalla en casa. Cuatro años preparando mil metros. Entrenando, comiendo, durmiendo. Todo ello en desmesurado equilibrio. Cuatro años dando forma a una mañana de agosto de 2016 en la que, con treinta y tres años, su pala y su canoa, estará rodeado por jóvenes rivales que llevan doce años viéndolo remar por todo el mundo con esa furia de no poder estar en las Rías Baixas, tomando albariño y marisco mientras la vida pasa. Cuatro años visualizando mil metros de paladas, perfeccionando una carrera. Tanto tiempo entre rejas, para saborear un oro que se le ha resistido en Londres y Pekín, que no descarto que, de tal ímpetu con que va a deslizarse Cal a por la gloria en Río, se proponga un puñado de golpes más para, a lomos de su canoa, plantarse en su Ítaca particular. Si fuese familiar de David, en cuanto empiece su prueba, dentro de tres veranos, apagaría la televisión y me encaminaría hacia el muelle de Cangas. Será cuestión de minutos ver al piragüista, cuya celebridad será eterna, regresar de más de una década de éxitos. Esperemos que seis medallas olímpicas, seis ejemplos de que no es tan difícil triunfar. Basta dedicar cada segundo de muchos años a ensayar, pulir y mimar esa personal receta que nos haga eternos, ese particular gol que cada uno tiene in mente¿Cuál será el tuyo?

Luís Teira | @luisteira

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s