Dos senegaleses

Me caen bien los negros. Todos los que conocí en mi vida son seguramente las mejores personas con las que me he relacionado nunca. Quizás mi predisposición hacia ellos sea distinta a la que pueda tener con personas que no conozco y no sean de color. El hecho de pensar que sin comerlo ni beberlo, pues al fin y al cabo nadie elige dónde nacer ni qué color de piel tener, viven en condiciones peores que la mía, hace que mi sensibilidad sea mayor.

Cada fin de semana desde hace un par de meses, a eso de las cuatro menos cinco, suele llegar al bar de mis padres un senegalés. Se sienta lo más adelante posible en la barra, pide una Coca-Cola y fija la mirada en el televisor como si fuera la primera vez en su vida que ve uno. Lo hace cada semana sin faltar ni una. Sábados y domingos. Sesiones de 6/7 horas que estoy seguro serán las más felices que tiene en su día a día.

Le pregunté por qué lo hacía y me enseñó una quiniela. Seré sincero, en aquel momento se me puso la piel de gallina. Me faltó poco para llorar.

Cada día que venía le descubría algo nuevo. Resulta que vende películas, música, linternas e instrumentos variados, lo normal. Evidentemente no se hace de oro, pero lo que saca aquí en un día tardaría meses en ganarlo en su país. Manda casi todo el dinero a su familia que está en Senegal. El resto, para pagar el alquiler y la quiniela. No es la vida que cualquiera de nosotros pueda llegar a soñar pero seguro que él jamás imaginó poder llegar a tenerla.

El Hadji Diouf fue la figura de Senegal en el Mundial de 2002, en el que su país se convirtió en el primer africano en llegar a Cuartos de Final de una Copa del Mundo.
El Hadji Diouf fue la figura de Senegal en el Mundial de 2002, en el que su país se convirtió en el primer africano en llegar a Cuartos de Final de una Copa del Mundo. (Foto: goal.com)

Vive con otro senegalés, que también le gusta el fútbol, pero éste es más patriótico, sigue a los senegaleses por el mundo. Demba Ba, Pape Diop, Papiss Cissé… Él es de los equipos donde juegan sus compatriotas. Cuando llegó a España era del Real Madrid, supongo que en su país sería el único equipo al que podían ver, pero ahora se había hecho del Villareal tras haber estado un tiempo sin equipo español.

Al parecer le molestó que cierto sector del Bernabéu hiciera el sonido del mono para molestar a Dani Alves. No entendía además cómo podían hacerlo cuando en su propio equipo había jugadores negros.

Del Villareal se hizo, según me contaba, porque le entristeció profundamente la dolorosa manera en que bajó a segunda división hace dos temporadas. Le dio pena ver a tanta gente llorar en las gradas el día que se consumó el descenso. Desde entonces se aficionó a ellos.

Son fantásticos. Sólo les cobro lo primero que toman pero hasta se avergüenzan de pedir más porque saben que se lo voy a poner gratis. No tienen nada y nunca les falta la sonrisa. En realidad lo tienen todo.

De todas las injusticias que existen, el racismo me parece la más cruel. La gente racista no solo no es consciente de qué tipo de vidas deben haber llevado esas personas sino que encima les tratan con crueldad o menosprecio. Como si luchar por tener una vida mejor fuera ilegitimo.

Nunca hemos dejado de ser animales.

Roberto Rodríguez | @Roberlusconi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s