Titán de nueva era

Según la mitología griega, los titanes fueron unos raza de poderosos dioses que gobernaron durante la legendaria edad de oro, sometieron a Grecia bajo su mandato sumiéndola en el mas absoluto caos. Lo que nunca imaginaron es que uno de sus hijos, Zeus hijo del titán Cronos fue el que los detuvo y les obligó a permanecer a la mayoría en el Tártaro, la parte mas profunda del Inframundo y así dió comienzo el mandato de los doce olímpicos al mandato de Zeus, dios de los dioses.

Pero esto es solo mitología y escritos donde se narran las fantasías e historias de héroes y espectaculares seres gigantescos creadas en la mente de un escritor con el afan de darles vida aunque fuera solo en un trozo de papel. Pero centrándonos en el tema, yo vengo aquí a hablar de un titán real, de un titán de 1,85 cm de altura, nacido en Funchal en 1885, más conocido como: Cristiano Ronaldo.

Cristiano Ronaldo celebrando un gol en el Camp Nou.
Cristiano Ronaldo celebrando un gol en el Camp Nou.

Cristiano no es ese titán que destruye ciudades y somete a sus habitantes, Cristiano es ese titán que destruye equipos con sus propios pies en menos de noventa minutos, un jugador de otro mundo, algo que solo aparece cada cierto tiempo. Corre, salta, esprinta, recupera, baja, sube y con los años ha pulido su juego hasta al máximo detalle, capaz de irse de tres jugadores en la misma jugada y clavarla en las redes que de colocar el balón a 25 metros de la porteria y meter una falta por la escuadra. Su capacidad de lucha podría levantar una montaña, aunque todo este partido, Cristiano nunca baja la mirada hasta que no le quede ni un aliento para poder competir, e incluso hace fuertes a sus compañeros, levantándolos para que no den nada por perdido, una vida dedicada al fútbol, el primero en llegar a entrenar y el último en irse, así es el.

Ha llegado a ganarse el cariño de un campo como el Santiago Bernabéu, (un campo muy especial por decirlo de alguna manera), pero Cristiano solo quería triunfar y nada se lo impidió, en Old Trafford todavía lloran su pérdida, un auténtico ídolo es el portugués en la ciudad de Manchester. Dejando de lado fanatismos y rivalidades, siempre es un placer para este deporte disfrutar de Cristiano Ronaldo.

Manu Pérez | @ares_titan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s